viernes, 18 de diciembre de 2015

Sí se puede no tolerará que Cetensa vuelva a cobrar a los vecinos la tasa de mantenimiento de cementerios



* Un informe de 2005 establece que la empresa no puede exigir este dinero 
* Arcila cree que Bermúdez se vuelve a doblegar ante una multinacional
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, dijo hoy que su organización política no tolerará bajo ningún concepto que se les vuelva a cobrar a los vecinos y vecinas de la ciudad la tasa de mantenimiento de cementerios, un gravamen que es ilegal dado que, en las actuales circunstancias económicas de la concesionaria, no está contemplado en el pliego de condiciones por el que se le adjudicó a la empresa Cetensa este servicio.


El argumento del concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, de que la Corporación no hace otra cosa que cumplir sentencias judiciales favorables a Cetensa se desmorona desde el momento en que Sí se puede reveló en el año 2014 la existencia de un informe técnico del propio Ayuntamiento en el que se negaba tajantemente la posibilidad de esta empresa de cobrar la tasa al no existir desequilibrio financiero que lo justificase. “De hecho –explica Arcila–, si hay desequilibrio es en favor de la empresa, por lo que la tasa es del todo inaplicable”.

En relación con los fallos judiciales, Arcila recuerda que estos se limitan a decir que el Ayuntamiento está obligado a cumplir un acuerdo plenario por el que se autorizó el cobro de esta tasa; pero tal acuerdo no habría tenido lugar si el grupo de gobierno hubiera hecho uso del contenido del citado informe, elaborado por el Servicio de Gestión y Control de Servicios Públicos, que indica que la tasa de mantenimiento no se ajusta al pliego de licitación.

Sin embargo, el Gobierno local ignoró durante años el criterio de los técnicos municipales, especialmente cuando se aprobó en Pleno permitir el cobro de la tasa. “Ahora es el momento de sacar este informe para defender los intereses de la ciudanía frente a los objetivos mercantilistas de una empresa que debería limitarse a prestar un servicio público y obtener por ello el beneficio que legítimamente le corresponde, pero no más”, añadió el portavoz ecosocialista.

Bermúdez se doblega
La relación del Ayuntamiento con Cetensa es una clara muestra de que el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, “se doblega ante el poder y los modos de proceder de las multinacionales: lo ha hecho con Sacyr-Vallehermoso y ahora lo hace con esta sociedad”, afirmó Arcila. Prueba de ello es la cortina de humo que se ha tratado de extender por parte del grupo de gobierno sobre la gestión de la empresa de cementerios desde que a principios del año 2014 Sí se puede detectó una serie de irregularidades de la sociedad que el portavoz de la organización ecosocialista calificó de “pelotazo de libro”.