martes, 1 de diciembre de 2015

Sí se puede emprende una campaña ciudadana para lograr la apertura del Rastro los domingos de Carnaval



La organización recogerá firmas y pedirá la elaboración de informes técnicos independientes sobre la viabilidad de esta propuesta
Sí se puede ha dado los primeros pasos para emprender una campaña ciudadana con la que lograr la apertura del Rastro de Santa Cruz de Tenerife los dos domingos de Carnaval, en respuesta a una demanda de los propios vendedores y después de que Coalición Canaria y el Partido Popular rechazaran esta idea en el Pleno del Ayuntamiento capitalino celebrado la semana pasada. La iniciativa de Sí se puede obedece a la imperiosa necesidad del Rastro para un importante número de familias que tienen en este mercadillo su única fuente de ingresos y para otras tantas para las que supone un soporte económico fundamental.


Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en Santa Cruz, fue el encargado de defender en el Pleno una moción en tal sentido, que fue rechazada por el grupo de gobierno con el argumento de que no se dan las necesarias condiciones de seguridad. Esta afirmación se contradice con el hecho de que el día de mayor actividad del Rastro, que es la noche de Reyes, coincide con un acto multitudinario como es la tradicional Cabalgata, pese a lo cual las medidas de seguridad que se adoptan garantizan la plena compatibilidad de ambos.

La campaña que ha iniciado el Comité Local de Sí se puede en Santa Cruz consiste en la recogida de firmas entre la ciudadanía y en encargar varios informes técnicos independientes que, en opinión de Arcila, probablemente vayan en la línea de lo determinado por los técnicos municipales en relación con la noche de Reyes. “Esto, que es de sentido común, es lo que tienen que comprender desde el Gobierno local –señaló hoy Arcila–: si es posible abrir el Rastro en Reyes, necesariamente tiene que serlo en Carnaval, estamos convencidos de ello”.

Una muestra de lo importante que es el Rastro para muchas familias fue su reciente traslado al sábado 14 de noviembre por la celebración de una prueba deportiva: “Los comerciantes sufrieron pérdidas en las ventas de sus negocios y las protestas por esta decisión municipal fueron muy contundentes, tal y como pude comprobar directamente”, afirmó Arcila. En consecuencia, un cierre durante dos fines de semana tendría para estas personas unas consecuencias casi dramáticas en sus respectivas economías, algo que Sí se puede tratará de evitar a toda costa.