martes, 29 de diciembre de 2015

Sí se puede denuncia a través de Queremos Movernos la inaccesibilidad de la obra de la avenida de Venezuela



Las aceras están elevadas dos centímetros sobre la calzada, lo que supone un grave obstáculo para las personas que usan silla de ruedas
Yaiza Afonso, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, denunció hoy que las obras de la avenida de Venezuela presentan un problema de accesibilidad en la nueva construcción de las aceras, tal y como le ha manifestado a la organización ecosocialista el colectivo Queremos Movernos, que ha criticado duramente el que no se haya tenido en cuenta a las personas con diversidad funcional.


Concretamente, en las zonas destinadas a paso de peatones las aceras están elevadas más de dos centímetros sobre la calzada de la avenida, lo cual, “aunque a simple vista parezca un obstáculo menor, representa un grave problema de movilidad y seguridad para las personas que se mueven con silla de ruedas”, afirma la concejala de Sí se puede.

Afonso traslada de esta manera al Ayuntamiento una queja de Queremos Movernos justamente un día después de que el grupo de gobierno haya presentado el ambicioso Plan Municipal de Accesibilidad con el que se pretende hacer de Santa Cruz una ciudad cien por cien accesible. Este plan, que es consecuencia de una moción presentada por Sí se puede en 2011 y que la organización aplaude por su rigor y sus objetivos, “no tiene razón de ser si el Gobierno local sigue haciendo obras en las que no se tengan en cuenta en absoluto sus propias previsiones para la eliminación de barreras arquitectónicas”.

Hay que recordar que con estos trabajos de la avenida de Venezuela también se está incumpliendo lo establecido en una moción de Sí se puede aprobada por el Pleno para la correcta señalización y dotación de alternativas accesibles para las personas viandantes durante la ejecución de obras públicas. Esta propuesta, presentada por Yaiza Afonso y aprobada por unanimidad, establece que el Ayuntamiento tendrá en cuenta la accesibilidad en cada una de las obras públicas que se acometan y presentará alternativas de paso para personas con movilidad reducida u otras dificultades de movimiento relacionadas con la diversidad funcional que dificulten la libertad de movimiento.