miércoles, 23 de diciembre de 2015

Sí se puede advierte que el aparcamiento de la calle Lombardía sigue presentando grietas peligrosas



Pedro Arcila y Asunción Frías visitaron la zona de La Quebrada para conocer de primera mano la realidad de esta parte de María Jiménez
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, advirtió hoy que el aparcamiento de la calle Lombardía, en la zona de María Jiménez conocida como La Quebrada, sigue presentando unas grietas peligrosas pese a que recientemente el Consistorio acometió obras de mejora en la vía. Esta advertencia se produce después de que varios miembros de Sí se puede realizaran recientemente una visita a La Quebrada para conocer de primera mano la realidad del barrio.

Las grietas son especialmente peligrosas si se tiene en cuenta que esta parte de la calle Lombardía se sostiene sobre un relleno de materiales con el que se compensa el desnivel de la ladera sobre la que discurre la vía, por lo que, dadas las características orográficas de la zona –de fuerte pendiente– y el historial meteorológico –con varios episodios recientes de lluvias torrenciales–, un deslizamiento de la calzada no solo sería posible, sino que tendría consecuencias imprevisibles para las personas y los bienes.


Sobre este asunto, Arcila insistió hoy en que el alcalde, José Manuel Bermúdez, debe establecer prioridades a la hora de invertir, y centrarse en los barrios y pueblos antes que en obras de mejora y embellecimiento del centro que no son urgentes. Esta demanda, que Sí se puede ya incorporó a su enmienda a los presupuestos de 2016 –rechazada ayer en Pleno por la mayoría conservadora de CC y PP–, está más que justificada si se tiene en cuenta que La Quebrara en particular y María Jiménez en general vienen padeciendo desde hace años la desidia del Ayuntamiento en lo relativo a dotación y mejora de infraestructuras.

En la visita de Sí se puede al barrio de La Quebrada estuvieron presentes los concejales Arcila y Asunción Frías, además de representantes de la organización en el barrio de María Jiménez, como Ángel López, y el portavoz ecosocialista para el distrito de Anaga, Beneharo Hernández. Durante este recorrido, los vecinos y vecinas trasladaron a Sí se puede sus principales inquietudes y demandas en relación con el barrio, entre las que destacaron los problemas derivados de la emisión de ruidos provenientes del puerto capitalino, tanto de día como de noche.

Al respecto, Arcila volvió a pedirle hoy al alcalde que tome medidas de una vez sobre este problema, que no es nuevo, y respecto al cual Sí se puede ya ha presentado varias iniciativas políticas en el Consistorio con el objeto de garantizar el derecho vecinal al descanso, sin haber obtenido respuesta hasta ahora. Los ruidos se han intensificado desde que comenzaron las reparaciones de plataformas petrolíferas.