lunes, 23 de noviembre de 2015

Yaiza Afonso pide habilitar urgentemente accesos para viandantes en la obra de la TF-28 en Barranco Grande



El Pleno aprobó en septiembre una moción de la concejala para casos como este
Yaiza Afonso, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha pedido hoy al Gobierno local que aplique de manera urgente los acuerdos adoptados el pasado mes de septiembre por el Pleno y habilite accesos para los y las viandantes en la obra de la carretera TF-28 a su paso por el pueblo de Barranco Grande, pues las personas que circulan a pie por esta zona ven peligrar su integridad física.


Sí se puede ha recibido quejas de vecinos y vecinas de Barranco Grande que han visto cómo las obras de mejora en la carretera TF-28 han creado unas barreras imposibles de superar no solo para personas con movilidad reducida, como aquellas que se mueven en silla de ruedas o las mayores, sino en general para todos los peatones y peatonas de esta parte de la ciudad.

Al respecto, Afonso recuerda que el Pleno aprobó en septiembre una moción presentada por ella en la que se acordaba mejorar la accesibilidad y la señalización, especialmente para personas con movilidad reducida, en todas aquellas obras públicas o privadas que afectaran a la circulación de peatones. En el caso que ahora se denuncia, las personas solo tienen la opción de moverse a través de un pavimento no asfaltado –algo imposible para quienes usan silla de ruedas– o cruzar la TF-28, con el consiguiente peligro para su integridad física.

Ante esta situación, la representante de Sí se puede pide acciones urgentes al amparo de lo aprobado por el Pleno hace dos meses: “Vigilar y exigir el cumplimiento exacto del decreto de 3 de octubre del año 2011 sobre instrucciones y recomendaciones destinadas a garantizar la accesibilidad de los proyectos y obras públicas y/o privadas que supongan ocupación de la vía pública, que se desarrollen en el municipio, a través del control y el cumplimiento de la normativa de accesibilidad, señalizando correctamente dichas obras y habilitando itinerarios alternativos que garanticen el derecho a la movilidad al conjunto de la ciudadanía”.

El caso de Barranco Grande es una muestra más de un problema denunciado reiteradamente por Sí se puede y que obedece, en palabras de Afonso, a la carencia de la perspectiva de accesibilidad y discapacidad cuando se acometen obras, pese a que en el anterior mandato se aprobó el Primer Plan Municipal de Atención a Personas con Discapacidad, que contempla acciones concretas destinadas a promover la accesibilidad universal, y además existe un esquema del Plan Integral de Accesibilidad, elaborado a raíz de la moción para el desarrollo del Plan Municipal de Accesibilidad, presentada por Sí se puede en septiembre de 2011.