jueves, 26 de noviembre de 2015

Frías critica que no se convocara el Consejo Escolar Municipal hasta que Sí se puede preguntó por el retraso



La concejala pide al grupo de gobierno que no vaya a remolque de la oposición y tome las riendas de sus competencias educativas
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, criticó hoy que el grupo de gobierno “no se haya tomado la molestia de convocar el Consejo Escolar Municipal hasta que registramos, el viernes pasado, una pregunta al Pleno para saber las causas del retraso”. Este órgano se debe reunir al menos cada tres meses, pero desde el comienzo de este mandato no lo ha hecho, y esa es la razón por la que Frías registró la citada pregunta. Tres días después de presentarla, el 23 de noviembre, fue convocado el consejo para el próximo 2 de diciembre.


“Resulta decepcionante, aunque no sorprendente, que el Gobierno local mantenga en este mandato su vieja costumbre de ir cumpliendo sus obligaciones solo cuando se ve sometido a la presión fiscalizadora de los grupos de la oposición en lugar de hacerlo cuando le corresponde y tomando la iniciativa, pues para eso fueron elegidos en las urnas”, lamentó hoy la concejala ecosocialista.

Frías llamó la atención sobre la mala práctica del equipo que preside José Manuel Bermúdez consistente en “anular nuestras iniciativas ante el Pleno, la Comisión de Control y ante el propio alcalde a base de llevar a cabo acciones a destiempo y de manera precipitada solamente para dejar sin efecto nuestras críticas, nuestras propuestas y nuestras preguntas, en lo que parece un tira y afloja en el que Sí se puede no tiene la intención de entrar y con el que, en cualquier caso, se le hace un flaco favor a la ciudadanía”.

Sobre el caso concreto del Consejo Escolar Municipal, la portavoz de Sí se puede recordó que este es el máximo órgano en cuanto a ejecución y debate de las competencias del municipio en materia de educación, por lo que es necesario respetar el reglamento y convocarlo en los plazos establecidos, que son de tres meses. Una de las funciones del Consejo es el seguimiento del servicio municipal de detección, prevención y atención del absentismo escolar, una tarea en la que “el Ayuntamiento ha fallado estrepitosamente en el inicio del presente curso escolar”, afirmó Frías.

Hay que recordar que el citado programa comenzó con un notable retraso en relación con el inicio de las clases, debido a la demora en la adjudicación del servicio. Esta, además, se hizo a una nueva empresa y no se incluyó ninguna cláusula para garantizar la subrogación del personal, por lo que está siendo necesario un proceso de adaptación de los profesionales a una actividad tan sensible como esta. “En este ámbito es fundamental la estabilidad y cuando llega un nuevo equipo tiene que partir de cero para lograr el conocimiento adecuado y la confianza del alumnado y de las familias, que se cierran cada vez más debido a los constantes cambios de agentes sociales que intervienen en sus vidas”, concluyó la concejala.