viernes, 2 de octubre de 2015

Hernández pregunta si se cerrará el campo de fútbol de San Joaquín para que no entren personas ajenas al recinto



También quiere saber qué equipos pueden usar estas instalaciones
Eligio Hernández Bolaños, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en la próxima Comisión de Control si está previsto por parte del Consistorio realizar alguna obra de vallado o cierre perimetral del campo de fútbol de San Joaquín, en Villa Ascensión, para evitar el acceso de personas no autorizadas al recinto. Asimismo, el edil quiere saber qué clubes tienen derecho a desarrollar su actividad en este campo de fútbol.

La pregunta, dirigida a la presidenta del Organismo Autónomo de Deportes (OAD), Verónica Meseguer, tiene que ver con unas obras pendientes para la ejecución de un muro en dicho campo, que no tendrán lugar hasta el fin de la temporada deportiva, y con el hecho de que en la actualidad, y en tanto se realiza este trabajo, hay personas ajenas al recinto que acceden por las vallas perimetrales rotas. Asimismo, algunos clubes denuncian que otros equipos, que tienen como campo federativo el de La Salud, se entrenan y utilizan la instalación de San Joaquín.

Hernández recuerda en su pregunta que existía un proyecto de reposición de césped artificial al que hubo que añadir, en el replanteo, el citado muro, que en su día no fue contemplado por el OAD dado que afectaba a otras propiedades. Una vez anunciada la finalización de las obras en el Pleno de septiembre, queda por construir el citado muro, una obra que se retrasará hasta el final de la temporada deportiva, por lo que el problema del acceso de personas no autorizadas podría prolongarse durante varios meses.

Además, el concejal advierte de que, al margen del problema del muro, el campo presenta múltiples deficiencias, como la presencia de escombros de obra, suciedad, ausencia de parte del césped artificial y de una de las porterías de fútbol siete, así como los ya citados de vallas rotas por las que acceden a la instalación personas no autorizadas. Además, algunos clubes denuncian que no tienen caseta para guardar el material deportivo ni oficina y se quejan del recorte en los horarios de uso de las instalaciones, con modificaciones reiteradas del cuadrante.