viernes, 11 de septiembre de 2015

Arcila pide el plan de etapas para el tratamiento de aguas que el Gobierno le exigió a Emmasa en mayo



La Viceconsejería de Medio Ambiente vio entonces incumplimientos “claros y reiterados” de la empresa en la estación de Cabo-Llanos
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pedirá en el próximo Pleno ordinario la entrega a todos los grupos municipales de una copia del plan de etapas para el tratamiento de aguas residuales procedentes de la estación de Cabo-Llanos, un documento que le fue exigido a la empresa municipal de aguas, Emmasa, y a la propia Corporación en mayo pasado por la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias ante los “claros y reiterados incumplimientos” de la citada sociedad, actualmente en manos de la multinacional Sacyr-Vallehermoso.

Arcila ha presentado una pregunta por escrito al Pleno para saber si se ha presentado el citado plan de etapas, que permitirá que las aguas residuales provenientes de la estación de pretratamiento y bombeo de Cabo-Llanos puedan ser tratadas convenientemente en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Buenos Aires, lo que evitará los vertidos ilegales que se realizan en la zona de La Hondura, que en la actualidad suponen dos tercios del total que consume la capital y que van a parar directamente al mar.

“Creemos que es hora de comprobar si estamos ante un alcalde que quiere enfrentarse a los grandes problemas ambientales que tenemos en nuestro litoral o está decidido a tapar la ineficacia de su Gobierno sacando playas de la chistera”, señaló hoy Arcila, en referencia a la propuesta de playa en la zona contaminada por los vertidos de Cabo-Llanos.


El plan que pide Arcila fue solicitado por la Viceconsejería en una reunión que mantuvieron el pasado 10 de mayo representantes de ese departamento, del Ayuntamiento de Santa Cruz y de la empresa Emmasa. En ese encuentro, el representante de Medio Ambiente expuso que como consecuencia de incumplimientos “claros y reiterados” de la autorización de vertidos otorgada en su día por el Ayuntamiento de Santa Cruz en relación con la estación de Cabo-Llanos, se iba a proceder de oficio a modificar la autorización de vertido concedida.

Posteriormente, dicho representante gubernamental señaló que la continuación de la autorización “estará condicionada a la presentación de un plan de etapas por parte de Emmasa y el Ayuntamiento donde se articule un mecanismo que permita en el plazo de tres años un sistema de tratamiento secundario de las aguas residuales que actualmente se están vertiendo en Cabo-Llanos”. Ahora, Arcila pide al Pleno que, en caso de que dicho plan ya exista, les sea entregado a todos los grupos con representación en el Consistorio.