miércoles, 12 de agosto de 2015

Sí se puede denuncia el riesgo de paralización de las políticas de igualdad

Yaiza Afonso señala que, según la información recabada por su organización, el Ayuntamiento no ha pedido la delegación de competencias en Igualdad, incumpliendo lo acordado por el Pleno en 2014
Sí se puede denuncia el riesgo de paralización de las políticas de igualdad en Santa Cruz de Tenerife. La concejala de la organización ecosocialista en el Ayuntamiento de la capital tinerfeña Yaiza Afonso apunta que con el fin de dar una base sólida a estas políticas, el pleno municipal acordó en julio de 2014 pedir al Gobierno de Canarias “la delegación pertinente para seguir ejecutando el Ayuntamiento de Santa Cruz, competencias en materia de igualdad” y que un año después, según la información recabada por Sí se puede, el gobierno municipal no ha dado pasos en ese sentido.

Afonso recuerda que el pasado 25 de julio de 2014, el Ayuntamiento acordó en sesión plenaria hacer esta petición el gobierno autonómico, al mismo tiempo que aprobó el III Plan Municipal de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres de Santa Cruz de Tenerife.

“A pesar de este acuerdo tomado ya hace un año, según la información recabada por Sí se puede, el equipo de gobierno no ha dado ningún paso al respecto”, destaca la concejala de ecosocialista, lo que evidencia además del riesgo anunciado, “una confusión con respecto a las competencias concretas del área municipal de Igualdad”.

Desde la perspectiva de Sí se puede, la consecución de la igualdad de género es un objetivo esencial y, por tanto, las acciones dirigidas a promoverla son prioritarias, más aún si están organizadas en un plan coherente adaptado a la normativa internacional, europea, estatal, autonómica y local, como está el plan aprobado, y si responde a las demandas de los colectivos y sectores implicados en el logro de este objetivo.

El III Plan de Igualdad de la capital tinerfeña contempla siete ejes de trabajo: salud y calidad de vida; formación y emprendibilidad; sensibilización y promoción de la igualdad; participación plena en la sociedad; prevención y erradicación de la violencia de género; corresponsabilidad de la vida familiar, personal y laboral, y transversalidad de género.

Por estos motivos, a Sí se puede le parece “un despropósito que el equipo de gobierno haya ignorado durante un año completo este acuerdo tomado en el pleno”, según apunta la información, insiste Afonso, quien también se hace eco de las reivindicaciones de las asociaciones feministas a las corporaciones locales tras las elecciones celebradas recientemente, entre las que destaca la exigencia de “un compromiso político con la promoción de la igualdad y la transversalidad” de las actuaciones dirigidas a alcanzar este objetivo.

Para concretar este compromiso, el ayuntamiento debe apostar por incluir a más agentes de igualdad como figuras técnicas que propicien acciones destinadas a la igualdad de género y así “desarrollar realmente este Tercer Plan de Igualdad tan importante para el municipio”.

A juicio de Sí se puede, el ayuntamiento es un espacio esencial para generar políticas de prevención y sensibilización, así como para aplicar la transversalidad de género. “La construcción de la igualdad de oportunidades es inviable si no hay una apuesta desde todos los espacios políticos y sociales”, subraya Afonso, quien expresa que “ya está bien de que las políticas de igualdad sean políticas de segunda”, porque “la lucha por la dignidad de las mujeres es la lucha por una sociedad más justa”.