viernes, 28 de agosto de 2015

Sí se puede apuesta por que la cultura llegue a todos los barrios y pueblos de Santa Cruz

Yaiza Afonso destaca la importancia de la descentralización y de la participación ciudadana en la creación de iniciativas culturales enriquecedoras
Sí se puede apuesta por que la cultura llegue a todos los pueblos y barrios de Santa Cruz de Tenerife. “La cultura es esencial para el completo desarrollo de las personas, pero desgraciadamente está asociada como un privilegio al que no puede acceder el conjunto de la ciudadanía”, señala la concejala ecosocialista en el ayuntamiento de la capital tinerfeña Yaiza Afonso.
A criterio de Sí se puede, para evitar este tipo de concepción elitista de la cultura, el Organismo Autónomo de Cultura debe actuar con el fin de que existan iniciativas culturales en los diferentes puntos de Santa Cruz mediante el desarrollo de proyectos itinerantes, que cuenten con la participación ciudadana y con la activación de los diferentes espacios públicos de la ciudad.
“Solo hace falta echar un vistazo en la agenda cultural de Santa Cruz para que nos demos cuenta de que los barrios no existen”, apunta Afonso, que señala que para Sí se puede la descentralización de las políticas culturales favorece el desarrollo local; por este motivo, propone superar “el olvido de los barrios como núcleos de cultura” que ha caracterizado la política del Ayuntamiento de Santa Cruz.
La organización ecosocialista apuesta por proyectos en los que “el arte, la literatura, la música, el teatro, el cine... sean posibles en los barrios olvidados, porque la cultura transforma y mejora la calidad de vida de las personas”, subraya la concejala. La puesta en marcha de acciones culturales de interés, “además de favorecer el desarrollo de modo más paritario de las diferentes zonas de Santa Cruz genera un efecto llamada a otros lugares de la ciudad, una movilización de la ciudadanía a puntos del municipio desconocidos”, destaca Afonso.

En este sentido, “apostamos por la integración e incluso, por la realización de acciones positivas que favorezcan la cultura descentralizada, crítica y de calidad, que ofrezca alternativas enriquecedoras a jóvenes, niños y mayores”, asegura. Esto puede hacerse realidad a través de ciclos de literatura, teatro para la infancia, talleres culturales, festivales de música itinerantes, cine en la calle, minimuseos en los barrios..., que además de sembrar cultura en los pueblos y barrios, sean  proyectos capaces de movilizar a vecinos y vecinas de distintas zonas del municipio –o de otros municipios-, que se trasladen a los barrios para vivir experiencias culturales y  artísticas.