miércoles, 22 de julio de 2015

Sí se puede se hace eco del malestar de los vecinos de Salud Alto por las deficiencias en accesibilidad

*Yaiza Afonso destaca que las mejoras que permitan la movilidad es una demanda de más de diez años
*La organización ecosocialista recuerda que el Ayuntamiento de Santa cruz se comprometió en 2011 a eliminar barreras
Sí se puede se hace eco del malestar de los vecinos del barrio de Salud Alto de Santa Cruz de Tenerife por las deficiencias que dificultan la accesibilidad en la zona, que afecta a miles de personas. Además, Salud Alto cuenta con una población de mucha edad en la que la existencia de escaleras para salvar los desniveles de altura imposibilita la movilidad de estos vecinos y dificultan la del resto. 
La concejala de la organización ecosocialista Yaiza Afonso Higuera destaca que hay muchos problemas en distintas zonas del barrio, pero destaca como “una necesidad urgente” resolver la situación de la calle Río Guadalhorce, donde existe “una demanda insistente de los vecinos, que destacan las dificultades para el acceso de ambulancias y equipos médicos, así como la imposibilidad de acceso con sillas de ruedas”:
Afonso recuerda que resolver este asunto “es una demanda de los vecinos de hace más de 10 años, por tratarse de un barrio donde cada vez hay un mayor número de personas mayores y los obstáculos físicos impiden que circulen con libertad por la zona”. La intención de Sí se puede, apunta la concejala, es “acabar con los problemas de accesibilidad de los barrios, tras escuchar las principales demandas vecinales y tratar cada caso con las personas afectadas”.
La organización ecosocialista, que recientemente organizó una reunión con habitantes del barrio, estima que este problema puede afectar a cerca de mil vecinos y que, por ello, “se trata de un problema real del conjunto del barrio y muy preocupante”. Afonso además apunta a que el concejal del grupo de gobierno Dámaso Arteaga y técnicos municipales “estuvieron en la precampaña viendo el terreno para estas futuras obras, por lo que hicieron pensar a los vecinos que era inminente el inicio de las obras y ahora se preguntan si esta visita fue un engaño preelectoral”.
Sí se puede prevé una reunión con el concejal de Accesibilidad Carlos Correa, para exponerle esta problemática. En cualquier caso, la organización ecosocialista recuerda que en septiembre de 2011, el pleno de la corporación aprobó de forma unánime una moción de Sí se puede que, entre otras cosas, estableció que “el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife emprenderá por la vía de urgencia las obras públicas dirigidas a la eliminación de barreras y a la incorporación de señalización adecuada en aquellos lugares en que se está poniendo en grave riesgo la salud de una parte de nuestra población".

Sin embargo, a pesar de la insistencia del grupo municipal de la organización durante mandato pasado, “cuatro años después de la aprobación de la moción, hay barrios en los que nada ha mejorado respecto a la accesibilidad”, subraya la concejala.