lunes, 6 de julio de 2015

Sí se puede reclama a Bermúdez que ordene la rehabilitación del balneario

*Eligio Hernández Bolaños recuerda que el Ayuntamiento y el Gobierno de Canarias llevan casi treinta años jugando con el patrimonio histórico  y con la seguridad de los vecinos
*Los dos partidos en el gobierno municipal, CC y PP, se comprometieron en campaña electoral con la Gestora para la Defensa del Patrimonio Histórico de la capital tinerfeña  
Sí se puede reclama al alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, que ordene la rehabilitación del balneario de la capital tinerfeña, un bien catalogado por el Plan General de Ordenación (PGO) en la categoría de protección ambiental y que se encuentra en un estado de deterioro que amenaza su continuidad, al tiempo que priva a los vecinos de un espacio seguro y acondicionado para el contacto con el mar.
Eligio Hernández Bolaños, concejal de la organización ecosocialista en Santa Cruz de Tenerife, destaca que “basta con que el Ayuntamiento proceda como corresponde: que exija la rehabilitación de un bien catalogado al propietario del inmueble, que es la consejería de Economía del Gobierno de Canarias”. La inacción de ambas instituciones ha dado como resultado que “el Ayuntamiento y el Gobierno de Canarias se han pasado casi treinta años jugando con el patrimonio histórico y con la seguridad de los vecinos”, subraya el concejal de Sí se puede.
La organización ecosocialista se ha propuesto este mandato como periodo clave para la restauración del recinto y para su puesta al servicio de la ciudadanía. Además, es un compromiso adquirido no solo con los vecinos de la zona, sino también con la Gestora para la Defensa del Patrimonio Histórico de Santa Cruz de Tenerife, con la que también se comprometieron en campaña electoral los dos partidos del gobierno municipal, Coalición Canaria y Partido Popular.
El balneario es “una dotación pública indispensable para la mejora de la oferta deportiva y de esparcimiento de la ciudad, especialmente, para los vecinos de María Jiménez, Cueva Bermeja y Valleseco”, recuerda Hernández Bolaños. Además, el recinto es uno de los emblemas históricos de la ciudad, punto de encuentro de los chicharreros con el mar y “se encuentra en este estado de abandono a pesar a las reiteradas demandas de los vecinos”, señala Hernández Bolaños.

Sí se puede ha dedicado más de tres años a proponer al alcalde Bermúdez recuperar su uso como una opción de ocio y de espacio de contacto con el litoral, de los que la capital tinerfeña está tan escasa a pesar de ser una ciudad costera. El plan ecosocialista para este espacio incluye la recuperación del uso de las piscinas, solárium, canchas de tenis y frontón, vestuarios, bar-restaurante y residencia mediante fórmulas de explotación que eviten costes al Ayuntamiento.