miércoles, 1 de julio de 2015

Sí se puede propone que la presidencia de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones sea asumida por la oposición de forma rotatoria

*Asunción Frías plantea un compromiso para reducir a la mitad la retribución vigente y que el resto se invierta en políticas sociales
*El grupo municipal ecosocialista considera que la vicepresidencia de la comisión no debe estar remunerada
Sí se puede propone que la presidencia de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife recaiga por turnos en los distintos grupos de la oposición. La propuesta contempla que cada grupo de la oposición ostente cada año la presidencia de esta comisión, “para que no sea una moneda de cambio que sirva para el apoyo velado al grupo de gobierno”, según señala la concejala de la organización ecosocialista en la capital tinerfeña, Asunción Frías Huerta.
El reglamento orgánico del pleno municipal prevé que este espacio concebido para la defensa de los derechos vecinales esté presidido por concejales que no tengan atribuidas responsabilidades de Gobierno y, “dado que, en este mandato, todos los concejales de CC y el PP tienen dedicación exclusiva, su presidencia solamente puede ser asumida por la oposición”, señala Frías.
La concejala de Sí se puede añade que el orden de ocupación de esta responsabilidad podría sortearse o establecerse de menor a mayor representación obtenida en las elecciones pasadas. En este caso, correspondería a Izquierda Unida (IU) la presidencia desde julio de 2015 a junio de 2016; a continuación, Ciudadan@s (julio 2016- junio 2017); Sí se puede (julio 2017- junio 2018) y, para concluir la legislatura, PSOE (julio 2018 - junio 2019).
La organización ecosocialista considera necesario también reducir la remuneración correspondiente a este cargo, para lo que sugiere que todos los grupos de la oposición firmen un compromiso para que la retribución sea la mitad que la correspondiente a cada uno de los miembros del grupo de gobierno, mientras que la otra mitad quede en las arcas municipales para su reinversión en políticas sociales.
“Nos parece que optar por esta fórmula no solo es un compromiso ético, sino que sirve de contrapunto al comportamiento del grupo de gobierno, ante su excesivo gasto salarial en las nóminas de concejales del equipo dirigido por el alcalde José Manuel Bermúdez”, señala Frías.
Igualmente, a juicio de Sí se puede, el puesto de la Vicepresidencia de la comisión, creado en el mandato anterior, no es necesario. En cualquier caso, de mantenerse, propone eliminar las indemnizaciones particulares. Esa remuneración “se instauró de manera irregular en el mandato anterior y actualmente está denunciada en los tribunales”, recuerda la concejala.

La llamada “ley de grandes ciudades”, que regula el funcionamiento del Ayuntamiento de Santa Cruz, establece la existencia de esta comisión especial para la defensa de los derechos de los vecinos, con atribuciones para supervisar la actividad de la Administración municipal, de la que da cuenta al pleno mediante un informe anual y con informes extraordinarios en casos de gravedad o urgencia.