martes, 14 de julio de 2015

Sí se puede convence a la corporación para corregir el Plan Estratégico



La rectificación es urgente para poder acceder a los fondos FEDER de desarrollo urbano sostenible

Sí se puede ha conseguido convencer a los grupos políticos presentes en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para rectificar el Plan Estratégico de la ciudad con el fin de adaptarlo a la situación actual del municipio, de manera que la corrección será uno de los acuerdos que se aprueben en el pleno del próximo 17 de julio a través de una moción institucional.

“La corrección es urgente para estar en condiciones de acceder a los fondos FEDER de desarrollo urbano sostenible”, ha asegurado la concejala de la organización ecosocialista Asunción Frías, para lo que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (MINHAP) abrirá la convocatoria después del verano.

Además, el cambio del Plan Estratégico es también la consecuencia lógica y más democrática de las conclusiones obtenidas por la Sociedad de Desarrollo municipal, que, a través de un proceso participativo, detectó deficiencias muy significativas en el plan. En la corrección, a juicio de Sí se puede, deben tenerse en cuenta estas deficiencias, con las que “coincide plenamente”. Además, la organización ecosocialista cuenta con aportaciones propias que pueden mejorar el plan.

En síntesis, las carencias detectadas a través de la Sociedad de Desarrollo son las siguientes: inexistencia de un modelo de ciudad consensuado, flexible y ajustado a la coyuntura económica; carencia de diagnóstico previo de la realidad del municipio en su conjunto e indefinición de los objetivos, ausencia de integralidad en los planteamientos y de transversalidad de las políticas y medidas; inexistencia de cronograma, ficha presupuestaria, indicadores de evaluación y otros elementos característicos de la planificación estratégica; inadaptación a las nuevas normativas vigentes; omisión de línea estratégica específica de industria y logística e incoherencia interna entre distintas partes del propio plan.

A juicio de Sí se puede, es inadmisible que, para obtener un documento con faltas tan significativas en un plan estratégico, “Santa Cruz se ha gastado alrededor de un millón de euros en su elaboración, todo para tener un plan que no sirve por ser obsoleto e inadecuado a la realidad actual”, ha señalado Frías, quien recuerda los pagos a Corporación 5 y la Fundación Empresa-Universidad de La Laguna en la última década por valor de 686.049,85 euros, a los que se suman otros pagos anteriores a 2005 y el coste del proceso de mejora participativa desarrollado por la Sociedad de Desarrollo entre 2013 y 2014.

Fondos europeos
“Para participar en el programa europeo de Actuaciones Integradas de Desarrollo Urbano Sostenible en el que se financiarán actuaciones con fondos Feder, Santa Cruz tiene que adaptarse al marco general de la convocatoria”, recuerda Frías. Ese marco exige a las ciudades aspirantes contar con “un plan estratégico general que sirva de marco de referencia territorial y sectorial para la definición, desarrollo y evaluación de tales actuaciones”, según la convocatoria.

Es más, “para poder participar, el municipio deberá tener un plan estratégico aprobado, con horizonte al menos hasta 2020”, puntualiza la concejala de Sí se puede, al tiempo que destaca que esta herramienta de planificación debe tener en cuenta que “el plan estratégico ha de basarse en un diagnóstico participativo, tener presupuesto, indicadores de evaluación y, en general, todos los elementos de los que carece el actual”, según las conclusiones obtenidas por la Sociedad de Desarrollo municipal” y según establece la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en su documento “Orientaciones para la definición de estrategias integradas de Desarrollo Urbano Sostenible en el periodo 2014 – 2020”.

Otras propuestas para mejorar el plan
Frías recuerda que en el proyecto de ciudad de Sí se puede presentado en enero de 2013 se incluyen otras medidas para mejorar el plan. Estas pasan por una profunda reconversión industrial hacia las energías renovables, en el marco de un sistema económico y de empleo verde que potencie el sector primario y defienda el suelo y el patrimonio natural como recursos sostenibles de crecimiento económico.

Además, la organización cree necesario modificar y mejorar el enfoque relativo al carácter de “ciudad solidaria” que se le quiere otorgar al municipio. Para ello, es preciso un replanteamiento global de las estrategias en materia de servicios sociales, para que den prioridad al trabajo comunitario y a la promoción vinculada a formación y empleo, así como a una inversión mayor en vivienda protegida, entre otros aspectos, frente a las políticas asistencialistas y de beneficencia.