sábado, 27 de junio de 2015

Sí se puede pedirá explicaciones al gobierno de Santa Cruz sobre la suspensión de las labores de carta arqueológica y etnográfica del Suroeste

* Eligio Hernández Bolaños recuerda que el alcalde Bernúdez se comprometió con el Tagoror del distrito hace un año a ejecutar el acuerdo vecinal
* La iniciativa es una demanda aprobada por la intervención del representante ecosocialista en el espacio de participación ciudadana, Roberto Abdullah
Sí se puede pedirá explicaciones al gobierno municipal de Santa Cruz de Tenerife para conocer los motivos de la suspensión de las labores para la realización de la carta arqueológica y etnográfica del Suroeste, un compromiso que el portavoz de la organización ecologista en el Tagoror del distrito, Roberto Abdullah, consiguió arrancar al gobierno dirigido por el alcalde José Manuel Bermúdez hace algo más de un año y que se ha suspendido sin concluir.

El concejal de Sí se puede en la capital tinerfeña Eligio Hernández Bolaños considera que “la paralización de los trabajos no se puede aceptar, igual que es inaceptable que el Ayuntamiento actúe sin dar explicaciones a los vecinos, con los que se comprometió hace un año a ejecutar una demanda que cumple ya más de una década”.

Las tareas para elaborar la carta se han desarrollado con la participación de la comunidad, del colectivo Birmagen y de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento y quedaron suspendidas a comienzos de este mes, sin más información y sin haber alcanzado sus objetivos.

La importancia de esta carta radica en la riqueza arqueológica de la zona, en la que han sido hallados yacimientos aborígenes que requieren mayor protección para estar a salvo de los intereses de los especuladores urbanísticos. Además, el carácter eminentemente rural del Suroeste del municipio hace necesaria la elaboración de una carta etnográfica en la que se recojan los elementos esenciales de la cultura popular de los pueblos que conforman esta circunscripción.

El compromiso del alcalde Bermúdez con los vecinos del distrito se concretó en el transcurso de una sesión extraordinaria del Tagoror en la que participó la mayoría del equipo de gobierno a finales de mayo de 2014. Entonces, el gobierno municipal asumió la ejecución de un acuerdo aprobado anteriormente por este espacio de participación ciudadana a propuesta de Sí se puede y que entonces era uno más de los asuntos aprobados en este órgano sin efecto en la acción política municipal.