lunes, 22 de junio de 2015

Sí se puede exige que el nuevo gobierno municipal de Santa Cruz de Tenerife complete la red de escuelas infantiles públicas

Asunción Frías señala prioritario crear los centros del distrito Suroeste y Anaga

Sí se puede solicita al nuevo grupo de gobierno que le dé prioridad a completar la red de escuelas infantiles públicas, para escolares de 0 a 3 años, en Santa Cruz de Tenerife. La concejala del grupo ecosocialista en la capital tinerfeña Asunción Frías considera prioritaria “la apertura de una en la zona media alta del distrito Suroeste  y otra en el distrito de Anaga”.

Respecto a la primera de estas escuelas, Frías recuerda que la apertura/creación de esta escuela es una demanda histórica de la población de la zona y fue acordada por unanimidad del pleno municipal en octubre de 2013, mientras que en el distrito de Anaga en estos momentos no existe oferta pública de escuela infantil. 

A juicio de la concejala de Sí se puede, “es vergonzoso que Santa Cruz solo tenga dos escuelas infantiles municipales (Faina, en Juan XXIII, Ofra, y Tara, en Añaza), cuando, por ejemplo, el vecino municipio de La Laguna, de menor población, cuenta con siete”. En total, Santa Cruz de Tenerife cuenta con seis escuelas infantiles públicas, de las que cuatro dependen del Gobierno de Canarias y las dos citadas, del Ayuntamiento), mientras que en La Laguna, solo una de estas escuelas depende del Gobierno de Canarias, que se suma a las siete municipales.

La organización ecosocialista ha recibido en la última semana “quejas de familias a las que les han comunicado que se van a quedar sin plazas para sus niños y niñas, por el escaso número de plazas ofertadas”, indica la concejala. Todo esto ocurre “a pesar de que las familias solicitantes necesitan de este recurso educativo y de conciliación de la vida laboral y familiar”, asegura Frías.

La oferta actual de las escuelas infantiles municipales de la capital tinerfeña es de 122 plazas, mientras que la demanda es del doble: 250 solicitudes formalizadas  en el plazo previsto. Sin embargo, “la necesidad es todavía mucho mayor que la demanda, especialmente donde no se cuenta con este medio”, subraya Frías.

Para Sí se puede, este recurso es imprescindible para normalizar y universalizar la educación infantil desde los primeros meses de vida. Lo que se exige es “que se cumpla con lo establecido en las leyes educativas estatales y en el Plan Integral del Menor en Canarias y que no se aborde la educación en esta etapa como un servicio residual, sino como un derecho que hay que incrementar progresivamente”.

Compromiso incumplido con el distrito Suroeste
El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, encabezado como ahora por el alcalde José Manuel Bermúdez, aprobó en octubre de 2013 por unanimidad una moción de Sí se puede en la que se comprometía a solicitar al Gobierno de Canarias de forma prioritaria la creación, apertura y mantenimiento de una escuela pública de educación infantil para la zona media-alta del distrito Suroeste del municipio.

La iniciativa está plenamente justificada porque en ese distrito se concentra un tercio de la población menor de cuatro años del municipio y, pese a este dato, solo cuenta con una escuela infantil pública, situada en Añaza. La escuela atendería a menores de El Sobradillo, La Gallega, Barranco Grande, Tíncer, Llano del Moro, El Tablero y El Chorrillo, cuya población menor de cuatro años es de 1.473 personas, es decir, el 20,5% de la del municipio y el 64,21% de la del distrito.


Desde que el pleno aprobó por unanimidad la iniciativa de Sí se puede, la única acción adoptada por el gobierno municipal anterior, encabezado también por el alcalde Bermúdez ha sido remitir sendas cartas al Ministerio y a la Consejería canaria de Educación, según se supo en febrero de 2014.