lunes, 15 de junio de 2015

Sí se puede exige al nuevo gobierno municipal que suprima la figura del consejero delegado del IMAS

Frías afirma que es un cargo costoso, innecesario y que no existe en los otros organismos autónomos

El grupo municipal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife exige al gobierno municipal recién constituido que suprima la figura del consejero delegado del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS). Se trata de “un cargo costoso, innecesario y que no existe en los demás organismos autónomos municipales”, según señala la concejala de Sí se puede en el ayuntamiento de la capital tinerfeña, Asunción Frías.

La figura del consejero delegado del IMAS fue instituida por Ignacio González al crear este organismo autónomo municipal, “se la sacó de la manga”, señala Frías, que recuerda que “su estatus es semejante al de los concejales no electos”, una figura esta última que ya fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional desde 2013, al considerar el tribunal que los órganos colegiados de gobierno solo pueden estar compuestos por personas elegidas en las elecciones municipales.

En contradicción con este criterio del más alto rango jurídico, en la actualidad, los estatutos del IMAS establecen que el consejero delegado es un miembro con voz y voto del Consejo Rector, “lo que parece que no respeta el mandato constitucional”, señala la concejala de la organización ecosocialista.

Esta figura contradice, además, la práctica del Ayuntamiento capitalino en los otros organismos autónomos, como los de Urbanismo, Deportes, Cultura y Fiestas, donde no existe. En la Sociedad de Desarrollo y en la Sociedad de Viviendas municipales, que son las dos empresas del Ayuntamiento, la función es ejercida por los concejales responsables de estas entidades.

Sí se puede reitera su propuesta de destinar los fondos que se emplean en sufragar el salario del consejero delegado del IMAS –que supera los 50.000 euros anuales– a la contratación de más personas destinadas al área de servicios sociales comunitarios, en particular, a los Centros Integrales de Atención Social.

La organización ecosocialista llevó esta iniciativa en el mandato anterior a las sesiones plenarias en las que se debatió el estado del municipio y a los plenos extraordinarios sobre servicios sociales. La propuesta siempre fue rechazada por el grupo de gobierno, lo que, a juicio de Frías, demuestra “el escaso interés” del equipo dirigido por el alcalde José Manuel Bermúdez de prestar un servicio de calidad en un área tan sensible como la de los servicios sociales.

Sí se puede se propone para el periodo de este mandato que comienza luchar por el fortalecimiento de la red de servicios sociales comunitarios en Santa Cruz de Tenerife y para ello considera prioritario duplicar el presupuesto del IMAS y aumentar el personal contratado. Por este motivo, entre otras importantes medidas, estima fundamental la supresión de la figura del consejero delegado del IMAS.