miércoles, 20 de mayo de 2015

Sí se puede desarrollará una auténtica red de huertos urbanos tras el fracaso de CC-PSOE en este mandato



El candidato Andrés Betancor recuerda que Las Palmas ya tiene 20.000 metros cuadrados distribuidos en 200 parcelas por toda la ciudad
Andrés Betancor.
Sí se puede en Santa Cruz desarrollará durante el próximo mandato una auténtica red de huertos urbanos, una iniciativa que ya fue llevada al Pleno por la concejala ecosocialista Asunción Frías y que, pese a ser aprobada por los socios de gobierno CC-PSOE, ha resultado un auténtico fracaso por la falta de voluntad política del alcalde, José Manuel Bermúdez, para hacerla realidad, pese a los permanentes intentos de Sí se puede por impulsar el proyecto.

Andrés Betancor, promotor de huertos urbanos y número 25 de la candidatura de Sí se puede al Ayuntamiento de Santa Cruz, pone como prueba de esta falta de voluntad el hecho de que el municipio de Las Palmas de Gran Canaria, que aprobó después que el de Santa Cruz la ejecución de un proyecto idéntico, ya tiene un total de 20.000 metros cuadrados destinados a huertos urbanos, que se distribuyen en casi 200 parcelas repartidas por seis grandes zonas de la capital grancanaria.


La experiencia de ciudades como Nueva York (con mil huertos comunitarios) y Berlín (con 80.000) demuestra los positivos efectos sociales, ambientales y en términos de salud sobre los vecinos que participan en las actividades agrícolas en la ciudad. Tanto es así que algunas ciudades con problemas de ocupación del suelo están promoviendo las huertas en azoteas.
Soberanía alimentaria
Sí se puede considera que los huertos urbanos son una herramienta desde el ámbito local para luchar contra las políticas neoliberales, que anulan la soberanía alimentaria puesto que priorizan el comercio internacional frente a la alimentación de los pueblos. En esta tesitura, la soberanía alimentaria se erige como uno de los objetivos de Sí se puede y, para alcanzarla, en su programa se incluyen acciones como fomentar la recuperación y la protección del suelo agrícola; crear un banco de tierras, del que formen parte huertos urbanos y terrenos rurales, dirigido a personas desempleadas, para su cultivo ecológico; crear un parque agrario del área metropolitana en los pueblos de El Tablero, El Sobradillo y Llano del Moro; y eliminar la Zona de Actividades Logísticas prevista en el mismo lugar.