jueves, 14 de mayo de 2015

Pedro Arcila dará uso civil al cuartel de Almeida, una demanda histórica de El Toscal y de Santa Cruz



* La recuperación de este espacio está en el programa de Sí se puede
* “Bermúdez mintió al anunciar un convenio para la creación del parque”
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y candidato a la Alcaldía en las elecciones locales del próximo 24 de mayo, tiene entre sus prioridades para el próximo mandato municipal dar uso civil al cuartel de Almeida y convertirlo en un gran parque urbano, para responder así a una histórica demanda del barrio de El Toscal y de toda la ciudadanía chicharrera. Esta acción está recogida en el programa electoral de Sí se puede para Santa Cruz.


“Si los santacruceros y santacruceras me dan su confianza para ser el próximo alcalde, no podremos dejar pasar más tiempo antes de responder a esta vieja reclamación de El Toscal, imprescindible para garantizar unos mínimos estándares de calidad en este barrio desde que se le usurpara la Ciudad Juvenil tras una operación inmobiliaria de nefasto recuerdo para los toscaleros”, afirmó hoy el candidato de Sí se puede a la Alcaldía.

Sobre esta legítima demanda, Arcila recordó hoy que el Plan General de Ordenación (PGO) prevé para el cuartel un uso de esparcimiento como parque urbano, pese a lo cual el Gobierno presidido por el actual alcalde, José Manuel Bermúdez, “no ha movido un solo dedo en estos cuatro años –afirmó el concejal ecosocialista–, y eso que el parque de Almeida es una promesa que vienen reclamando como propia todos los partidos políticos mayoritarios desde hace décadas”.

Bermúdez mintió
De hecho, Bermúdez mintió descaradamente al anunciar en noviembre de 2013 la existencia de un borrador de convenio a tres bandas entre el Ayuntamiento, el Cabildo Insular de Tenerife y el Ministerio de Defensa para el uso civil, como parque, de este recinto militar. Y fue el propio Arcila, que insistió desde entonces en solicitar el contenido de este supuesto convenio, quien destapó la mentira al constatar, en febrero del año siguiente, que el citado documento no existía

Para tapar la inoperancia y la pasividad del grupo de gobierno en este asunto, el concejal de Urbanismo, el socialista José Ángel Martín, entregó entonces a Sí se puede, y nuevamente ante la exigencia de Arcila, un documento fechado precisamente en febrero de 2014 –y no en noviembre de 2013–, sin firmar y consistente no en un convenio, sino en un simple acuerdo de colaboración que a día de hoy no se ha hecho realidad.