viernes, 22 de mayo de 2015

Manifiesto en apoyo a la candidatura de Sí se puede en Santa Cruz

Pedro Fernández Arcila, el mejor alcalde para Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz está de enhorabuena. Muy pocas veces en la historia de las ciudades surge la oportunidad de poder elegir a la persona idónea para llevar el destino municipal. En todas las ciudades existen personas como Pedro y, en Santa Cruz, hay muchas como él, pero no suele darse la ocasión en que ese tipo de personas asuma el reto de bajar a la arena política para proponer gobernar la ciudad. Pedro ha demostrado, en sus cuatro años como concejal destacado de la oposición en el consistorio capitalino, ser una persona de un talante excepcional. Abierto, tolerante, comprensivo, preocupado por los vecinos y por el desarrollo de la urbe como nadie. Siempre dispuesto a escuchar, prioriza su trabajo de servicio a la ciudadanía, incluso por encima de su trabajo profesional, del que vive.

Por encima del galimatías de siglas nuevas, propias de estas fechas, y de las tradicionales de siempre, Pedro encabeza la única opción seria y con programa para gobernar la ciudad, desterrando las viejas prácticas clientelares y el capitalismo de amiguitos que prima en Santa Cruz.

El nombre de Sí se puede y Arcila están asociados en Santa Cruz a un trabajo excepcional. La rigurosa presencia de Pedro Arcila y Asun Frías durante la legislatura que acaba les ha llevado a repartirse horas de participación en comisiones y en el trabajo de propuestas e iniciativas sin comparación en la historia de la corporación, para compartir en las sesiones plenarias una voz propia que defiende un modelo distinto de ciudad, en la que se prioriza la dignidad de la vida de sus habitantes.

En estas elecciones, de nuevo, juntos Pedro y Asun, se presentan acompañados por un equipo representativo de los distintos sectores de la ciudad, capacitado para llevar adelante su propuesta para Santa Cruz.

El conglomerado ATI/CC lleva 36 años gobernando gracias a la herencia de Manuel Hermoso. Sus continuadores no han hecho otra cosa que perder el tiempo, entregados a causas especulativas, y abandonando las intervenciones en los distintos distritos y barrios de la ciudad. No tienen proyecto que ofrecer, y no seguirían ahí si no fuese por la red de favores que han tejido en la ciudad.

Pedro representa la opción de un cambio responsable y firme hacia una ciudad equilibrada en lo social, invirtiendo los dineros públicos en donde las necesidades sociales lo demanden, y medioambientalmente, impulsando la instalación masiva de placas solares y una presa hidroeólica en Los Campitos, que vaya preparando a Santa Cruz hacia la autosuficiencia energética. Por primera vez, en muchos años, los chicharreros tienen la posibilidad de elegir a un alcalde que sitúe a Santa Cruz como una ciudad modelo para el conjunto de ciudades de la Unión Europea. Una ciudad del siglo XXI, que apuesta por la transparencia y la profundización de la democracia en la gestión de los asuntos locales.

Con el primer gobierno local de la era democracia en 1979, Santa Cruz entró con mucho retraso en el siglo XX. Se llevó a cabo una política integral de planes de barrios que implementó servicios comunitarios, agua y luz, así como asfaltado y plazas, en los lugares que vivían en el olvido desde siempre. Aquella experiencia de gobierno de todos (participaron todas las fuerzas políticas representadas entonces en el consistorio) sacó a la ciudad del atraso secular, y aunque dejó muchas cosas pendientes, logró acercarnos, aunque fuese de lejos, a la ciudad moderna. Se pudo haber hecho mucho más, pero eso ya no tiene remedio.

Ahora, de nuevo, como en aquel momento fundante de los gobiernos democráticos locales, estamos ante la oportunidad de darnos el alcalde que de verdad merecemos. Un alcalde que lleve el nombre de Santa Cruz a todos los foros europeos e internacionales, como ejemplo de la ciudad del siglo XXI. Como Copenhague, Melbourne, Munich, y otro puñado de ciudades del mundo que impulsan de forma decidida el “transporte urbano, planificación y medida de emisiones de carbono, edificios energéticamente eficientes, calidad de aire, energías verdes, adaptación urbana, comunidades sostenibles, gestión de residuos, infraestructuras ecointeligentes y finanzas y desarrollo económico” (Cities Climate Leadership Group).

Lo tenemos al alcance de la mano y Pedro Fernández Arcila es en estos momentos la única persona que está en condiciones de liderar este gran salto adelante.


Adrián Alemán. Artista y profesor de la ULL.
Alberto Brito. Catedrático de Biología Marina de la U
Alfredo Llanos Penedo. Músico,
Antonio Cabrera Expósito. Integrante de la Marea de la Energía (Plataforma por un nuevo modelo energético).
Araceli Reymundo. Arquitecta.
Arturo Carrión. Artista plástico.
Carlos A. Schwartz. Arquitecto y fotógrafo.
Carlos Matallana. Pintor.
Constantino Criado. Profesor Titular de Geografía de la ULL.
Dailo Barco. Cineasta.
Domingo Garí Hayek. Profesor de la ULL.
Félix J. Ríos. Profesor titular de Literatura y Literatura Comparada de la ULL, expresidente de la Asociación Española de Semiótica.
Fermín Higuera Álvarez. Músico y poeta.
Fernando Sabaté. Geógrafo y profesor de la ULL.
Francisco Déniz Ramírez. Profesor de la ULL.
Isabel Medina. Escritora.
Joaquín Galera. Arquitecto.
José Francisco Gutiérrez (Pepe Paco). Cantautor.
José Herrera. Artista plástico y profesor de la ULL.
José Javier Hernández. Poeta.
José Luis Pérez Navarro. Pintor.
José Manuel de Pablos Coello. Catedrático de Periodismo de la ULL.
José María Fernández-Palacios. Catedrático de Ecología de la ULL.
José Mesa. Fotografo y profesor.
Juan Belda. Músico.
Juan Carlos García. Artista plástico.
Juana María González Mancebo. Profesora Titular de Botánica de la ULL.
Juanjo Doniz. Actor amateur compañía teatral Teatrejo.
María Vacas. Periodista.
Marise Privat. Profesora de la ULL.
Ramón Alemán. Corrector de textos, coordinador de Lavadora de textos.
Ramón Salas. Comisario  de Exposiciones y profesor de la ULL
Ricardo Haroun. Profesor titular de la ULPGC.
Ricardo Marichal, Músico.
Rodolfo de la Torre Fragoso. Médico.
Rogelio Botanz Parra. Cantautor.
Román Morales. Viajero y escritor.
Teresa Arozena. Fotógrafa.
Ventura Alemán. Escultor.
Verónica Alemán. Periodista.
Víctor Yanes García. Poeta.
Yuli Díaz. Artista Plástico.