martes, 21 de abril de 2015

Sí se puede critica una nueva reposición de plantas que el municipio no se puede permitir por su coste



Arcila ha propuesto en varias ocasiones alternativas al gasto de comprar material vegetal de ornato, que supera los 1,2 millones en cuatro años
Un operario repone plantas, esta mañana en Santa Cruz.
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, criticó hoy la nueva reposición de plantas ornamentales que se está llevando a cabo en estos días en parques y jardines del municipio, pues ocasiona un gasto que el municipio no se puede permitir en el actual marco de crisis. El edil ha propuesto en varias ocasiones diferentes alternativas a este gasto, que el grupo de gobierno nunca ha tenido en cuenta.

El portavoz de Sí se puede recordó hoy que el Ayuntamiento aprobó el año pasado un gasto de 1.225.500 euros en un periodo de cuatro años para la adquisición de material vegetal de ornato. Además de esta inversión, es frecuente que se acuerden durante periodos anuales otras licitaciones que incrementan la cantidad prevista para este suministro. Frente a este gasto, que por lo general solo beneficia al centro de la ciudad, Sí se puede lleva tres años proponiendo alternativas.

Vivero y autoempleo
La organización ecosocialista ha propuesto en varias ocasiones, sin recibir una respuesta adecuada por parte del Ayuntamiento, alternativas viables como son la potenciación del vivero del barrio de La Salud, el desarrollo de iniciativas de autoempleo dirigidas a la producción de plantas y el uso de especies autóctonas de mayor duración, todo lo cual permitiría reducir el recurso a contratos con empresas privadas, como se hace en la actualidad.

Otra opción que ha planteado Sí se puede es reducir de manera drástica el presupuesto anual, con la posibilidad de destinarlo a otros recursos públicos, vistas las dificultades que está teniendo el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) para atender las demandas sociales de quienes peor lo están pasando en estos momentos de grave crisis económica.



Ya en 2012, y en el marco de una enmienda total a los presupuestos municipales, Sí se puede reclamó un cambio de rumbo para frenar este gasto. En la Comisión de Control de septiembre del año pasado, Arcila denunció el despilfarro del contrato cuatrienal antes citado y volvió a pedir medidas de ahorro. Por último, el pasado 20 de enero Arcila criticó que, apenas finalizadas las Navidades, el Ayuntamiento procediera a eliminar las flores de Pascua, por las que el Consistorio paga más de 81.000 euros en el citado periodo de cuatro años.