martes, 28 de abril de 2015

Frías propondrá al Pleno modificar las bases para las ayudas a discapacitados por estar desfasadas



El documento no está adaptado a la legislación vigente, usa la peseta como moneda y contiene términos inapropiados como “minusválido”
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, presentará al Pleno que se celebrará el próximo jueves una moción en la que propone modificar las bases por las que se regula la gestión municipal de ayudas individuales a personas discapacitadas, que se encuentran desfasadas en todos los aspectos, desde el lenguaje empleado hasta su inadaptación a la legislación vigente, pasando por el uso de la peseta como moneda, algo sobre lo que la concejala afirma que “parece de chiste”.

Frías señala en su propuesta que estas bases, aprobadas por el Pleno chicharrero en junio del año 2000, no solamente no recogen lo establecido en leyes y decretos posteriores a su entrada en vigor, sino que en ellas se emplea un lenguaje inapropiado, con el uso de palabras como “minusválido” frente a expresiones más correctas como “discapacitado” o “persona con diversidad funcional”.

En el título de las bases y en 27 ocasiones más se usan los términos “minusválido” o “minusvalía”. El uso de este tipo de palabras fue fruto de la estigmatización y la exclusión histórica de los colectivos con capacidades, pero desde hace muchos años la sociedad está intentado dar un giro en este ámbito y no tolera de ninguna manera que se utilice un lenguaje tan irrespetuoso, afirma Frías. Por ello, califica de “vergonzoso” que no solo en estas ordenanzas, sino en la web municipal, sigan apareciendo términos como estos, “algo que hay que corregir urgentemente”.

Legislación y agilización
Las bases tampoco han sido actualizadas en lo que respecta a la legislación posterior a su aprobación, de tal manera que no contemplan aspectos recogidos en normas como el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, que fue modificado por el Real Decreto 1364/2012, de 27 de septiembre, de procedimiento para reconocimiento, declaración y calificación de la discapacidad.

Por último, Frías propone que, aprovechando la modificación de las bases, se incorporen a estas las medidas necesarias para la agilización de la tramitación de las ayudas, dado que en los últimos meses Sí se puede ha recibido quejas de familias usuarias respecto a su ralentización, una situación que quedó registrada en el Plan Municipal de Atención a las Personas con Discapacidad, recientemente aprobado.