martes, 14 de abril de 2015

Arcila se persona en el recurso con el que Cetensa quiere evitar darle información al Ayuntamiento



El edil ve en esta maniobra un nuevo intento de frenar la auditoría
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, se ha personado en el recurso contencioso-administrativo presentado por la empresa Cetensa contra el Consistorio, con el que esta entidad pretende invalidar la solicitud que la Corporación le ha hecho para que aporte nueva información que será incorporada a la auditoría en curso sobre su gestión.

Arcila se persona como codemandado en su condición de concejal del Ayuntamiento y con esta acción pretende emprender las acciones necesarias para impedir esta nueva maniobra de Cetensa, con la que la empresa concesionaria del servicio municipal de cementerios quiere frenar una auditoría que probablemente pondría al descubierto irregularidades financieras millonarias.

Sobre los argumentos de la sociedad de cementerios para negar esta información, el concejal afirmó que, en contra de lo que dice Cetensa, el plazo para la auditoría no ha concluido, puesto que este se interrumpe cuando el Ayuntamiento la solicita. Asimismo, calificó de “sospechosamente ingenua” la postura del edil de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, cuando señala que este recurso es una simple cuestión de forma y no una estrategia dilatoria y de ocultación, como sostiene Sí se puede.

Según el portavoz ecosocialista, desde que su organización destapó el “pelotazo de manual” de Cetensa, en enero de 2013, “han ido emergiendo a cuentagotas una serie de irregularidades por parte de esta empresa que deberían llevar al alcalde, José Manuel Bermúdez, a rescindir de inmediato el contrato”. La última de ellas, aunque no la más grave, ha sido el reciente descubrimiento por parte de Sí se puede de que la sociedad no ha pagado al Ayuntamiento unos dos millones de euros en concepto de un porcentaje de las tasas que recauda.

“El recurso de Cetensa a los tribunales es parte de una estrategia para negarle al Ayuntamiento el acceso a más datos contables, pues esto sería para ellos destapar el pastel de una serie de procedimientos fraudulentos con los que están desangrando las arcas públicas y los bolsillos de los ciudadanos y ciudadanas de Santa Cruz”, afirmó el edil. Con su personación como demandado, Arcila llevará a cabo todas las acciones legales que estén en su mano para obligar a Cetensa a colaborar en el desarrollo de la auditoría.