lunes, 13 de abril de 2015

Arcila se ofrece a explicarle a Podemos en Santa Cruz los intereses ocultos tras la denuncia de Granadilla



* Miembros del Consejo Ciudadano de Podemos en la capital dicen que la postura manifestada hoy por un grupo no está avalada por el partido
* El edil cree un error caer en el juego sucio del PSOE granadillero
* Recuerda que gracias a sus informes y a una denuncia de Sí se puede fue imputado por prevaricación el anterior grupo de gobierno del PSOE
* El abogado entregará a la jueza las pruebas que acreditan su trabajo de asesoría, pedirá el archivo y presentará querella por denuncia falsa
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, se ha ofrecido hoy a explicarles a los miembros de Podemos en la capital tinerfeña cuáles son los intereses políticos que se esconden tras la denuncia presentada contra él en el Juzgado número 1 de Granadilla de Abona en relación con un trabajo de asesoramiento del propio Arcila para el Consistorio granadillero.

Ante el anuncio de un número indeterminado de miembros de ese partido, y no de algún órgano concreto de esa organización, de que no apoyarán a Sí se puede en las elecciones locales de Santa Cruz por la imputación de Arcila –según reza una nota de prensa emitida hoy por ese grupo–, este señaló que sería un error muy grave por parte de una formación como Podemos caer en el juego sucio del PSOE de Granadilla, del que sospecha que se encuentra detrás de esta denuncia falsa.

Sin el aval de Podemos
Sí se puede consultó hoy mismo a miembros del Consejo Ciudadano de Podemos en Santa Cruz y estos respondieron que ningún órgano de esa formación política ha dado el visto bueno a la posición que se sostiene en la nota de prensa emitida hoy. De hecho, dicha nota de prensa no fue enviada desde una dirección de correo electrónico oficial de Podemos. Al respecto, Sí se puede considera que sería interesante que, en aras de la verdad, todos los y las integrantes de Podemos en Santa Cruz pudieran manifestarse sobre sus apoyos electorales en la ciudad a través de los canales establecidos por ese partido.

Arcila recordó hoy que gracias a Sí se puede, y concretamente a su trabajo de asesoría al Ayuntamiento de Granadilla en los primeros meses del anterior mandato, el grupo de gobierno del PSOE en el periodo 2003-2007 ha sido imputado por un presunto delito de prevaricación. Esta podría ser la razón por la que ahora se trata de manchar la imagen del edil ecosocialista, que ya ha anunciado que presentará ante la jueza todos los informes realizados por él, informes cuya aparente desaparición del Ayuntamiento de Granadilla es la causa de la denuncia.

Sobre este extremo, Arcila señaló que no solamente entregará a la jueza las  pruebas documentales de su asesoramiento, sino que se personará en la causa para pedir la comparecencia como testigos de aquellas personas que puedan acreditar que durante el periodo investigado acudía varias veces por semana al Ayuntamiento con el fin de cumplimentar su labor de asesoría jurídica. Con estas pruebas, solicitará el archivo de la causa y presentará querella por denuncia falsa contra la persona o personas que han promovido esta sospechosa acción ante la justicia.