jueves, 2 de abril de 2015

Arcila pregunta a Urbanismo qué ha hecho en tres años para crear el parque de la montaña de Taco



* En 2012 se aprobó una moción de Sí se puede tras la cual el Gobierno local anunció conversaciones inmediatas con otras administraciones
* Las plantas ilegales de machaqueo de áridos continúan en la zona
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha pedido la comparecencia del primer teniente de alcalde, José Ángel Martín, en la Comisión de Control del próximo día 9 para que explique qué ha hecho la Gerencia de Urbanismo que él preside y el grupo de gobierno en su conjunto para crear un parque metropolitano en la montaña de Taco, una vieja demanda ciudadana que obtuvo el visto bueno del Pleno en febrero de 2012 gracias a una moción presentada por Sí se puede.

Arcila señala en su solicitud de comparecencia que en los días siguientes a la aprobación de la moción, la prensa se hizo amplio eco de esta reivindicación vecinal y recogió declaraciones de los responsables del gobierno municipal en las que se comprometían a iniciar “de inmediato las conversaciones con el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de La Laguna para poner en marcha el proyecto del Parque Metropolitano de la Montaña de Taco”.

Sin embargo, pasados más de tres años los grupos municipales no tienen constancia de que se haya dado algún paso en tal sentido, y la única información de José Ángel Martín sobre aquellas conversaciones ha sido el silencio. Entretanto, las plantas ilegales de machaqueo de áridos continúan pese a las acciones de la Fiscalía de Medio Ambiente y a pesar de que la moción aprobada contemplaba la eliminación de las actividades extractivas y de las plantas de machaqueo.

Contra el parque
De hecho, el portavoz ecosocialista afirma que las únicas acciones que ha llevado a cabo el Gobierno local en relación con el parque metropolitano de Taco han tenido como consecuencia poner obstáculos a su creación. Así, en julio de 2013 el concejal de Obras Públicas, Dámaso Arteaga, eliminó mediante decreto una partida de 12.000 euros destinada en parte a la redacción del proyecto. Un año después se anunció el levantamiento de la suspensión del Plan General de Ordenación en el área del parque, lo que, según Arcila, podría suponer un nuevo pelotazo, pues se eliminaron 37.626 metros cuadrados de parque y se calificaron como suelo urbano no consolidado, cuando la superficie afectada no reúne tales características.