jueves, 9 de abril de 2015

Arcila entregará a la jueza todos los informes que le fueron encargados por el Ayuntamiento de Granadilla



El abogado y edil ve una maniobra política del PSOE detrás de su citación
Pedro Fernández Arcila, abogado, militante de Sí se puede y actualmente concejal de esa organización en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, entregará a la jueza que lo ha citado a declarar todos los informes que le fueron encargados por el Ayuntamiento de Granadilla de Abona durante los primeros cuatro meses del anterior mandato y en relación con los cuales ha sido citado por la magistrada.

Arcila dijo hoy que aportará a la titular del Juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Granadilla de Abona y a todo aquel que se lo pida los informes elaborados hace ocho años que le fueron solicitados por parte del llamado tripartito de Granadilla durante los cuatro meses en los que realizó tareas de asesoramiento legal a responsables políticos municipales.

Estos informes están relacionados con el Plan Insular de Residuos Sólidos, el Plan Parcial Las Tabaibas, el Plan de Utilización de Espacios Portuarios del puerto de Granadilla, el proyecto del Centro Insular de Deportes y el informe de sostenibilidad del Plan Parcial SP1-01 del polígono de Granadilla, entre otros. En el citado periodo Arcila también se trasladaba dos veces por semana a las dependencias municipales para completar su trabajo de asesoramiento.

Todos los informes solicitados y redactados fueron entregados de manera física a las personas que los encargaron y deben obrar en poder del Ayuntamiento. En caso contrario, afirmó Arcila, habrá que buscar responsabilidades en el lugar que corresponda, pero no en su persona. Además, recordó que la Intervención del Consistorio aprobó el pago de la factura presentada por sus servicios, algo que no habría sido posible si no hubieran existido.

El abogado sospecha que detrás de la denuncia que ha llevado a la jueza a citarlo se esconde la intención del PSC-PSOE de dañar la imagen de Sí se puede, pues el alcalde de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, y otros miembros de esa organización política están imputados por un presunto delito de prevaricación en relación con una denuncia presentada por Sí se puede y que fue ampliada en el Juzgado tras los informes elaborados por Arcila durante el periodo que ahora se investiga.