martes, 31 de marzo de 2015

Frías tacha de vergonzoso el escaso presupuesto del Organismo de Cultura para los barrios del municipio



Anaga y La Salud no reciben ni un euro, y las partidas para actividades puntuales en otros barrios no llegan al 0,45% de las cuentas del OAC
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, tachó hoy de vergonzosa la cantidad de dinero que destina el Organismo Autónomo de Cultura (OAC) al desarrollo de actividades en los barrios y distritos no céntricos del municipio. Concretamente, del presupuesto de 3.372.800 euros con que cuenta el OAC para 2015, apenas se destina un 0,44% a tres actividades en el Suroeste y en Ofra.

Al margen de las actividades ordinarias del OAC, este año solamente se han dispuesto 12.000 euros para el proyecto “Añaza va”, mil euros para el Festival de Las Eras de El Tablero y 2.000 euros para el denominado “Distrito de las Artes”, en la zona del Conservatorio de Música y la Escuela de Artes Fernando Estévez. Por el contrario, no hay ni un solo euro para el distrito de Anaga, el barrio de La Salud, los demás barrios y pueblos del Suroeste y todos los barrios de Ofra que quedan fuera del Distrito de las Artes, que son la mayoría de los del distrito Ofra-Costa Sur.

Ante esta situación, Frías ha presentado una pregunta por escrito para que sea respondida por la presidenta del OAC, Clara Segura, en la próxima Comisión de Control, en la que le pide información acerca de las actividades que ha desarrollado este organismo en los distritos de Anaga, Ofra, Suroeste y zona alta de Salud-La Salle durante los últimos cuatro años. La portavoz ecosocialista también quiere saber qué balance hace Segura sobre el grado de dinamización sociocultural promovido por el Ayuntamiento en los barrios y pueblos del municipio.

En su pregunta, Frías recuerda que Sí se puede ha insistido durante todo el mandato en la necesidad de descentralizar las actividades culturales, ya que la gran mayoría de ellas se desarrollan en el distrito Centro-Ifara o en la parte baja del distrito Salud-La Salle. Como reflejo de esa necesidad, la organización ecosocialista presentó en los plenos sobre el estado del municipio de 2013 y 2014 una propuesta para promover la participación ciudadana en la gestión cultural, descentralizar las iniciativas culturales y dinamizar socioculturalmente todos los barrios, pero esta fue rechazada en ambas ocasiones por los socios de gobierno, CC y PSOE.