sábado, 14 de marzo de 2015

Asunción Frías exige un aumento de personal en las UTS antes de que finalice el mandato municipal



La concejala valora la autocrítica de Alicia Álvarez, que reconoce carencias en personal, infraestructuras y programas de inclusión
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha exigido hoy un aumento de personal, tanto de trabajadoras y trabajadores sociales como de auxiliares, en las Unidades de Trabajo Social (UTS) del municipio antes de que finalice este mandato. Esta exigencia es la respuesta de la portavoz ecosocialista a la presidenta del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), Alicia Álvarez, que esta misma semana reconocía esta carencia.

La afirmación de Álvarez se produjo en el marco de la Comisión de Control celebrada el pasado jueves, en la que Frías había preguntado por escrito por la situación de las UTS después de que en septiembre de 2013 fuera aprobada una moción de Sí se puede para descongestionar estas unidades. La respuesta de Álvarez fue un reconocimiento de estas carencias, que no afectan solo al personal, sino a la dotación de infraestructuras y al desarrollo de programas de inclusión.

Frías valoró hoy la autocrítica de Álvarez y le recordó, en relación con la carencia de personal, que el año pasado ya se produjo un aumento, tal y como solicitó Sí se puede en la citada moción. “No obstante, como reconoce la propia presidenta del IMAS, sigue siendo claramente insuficiente el número de trabajadoras y trabajadores sociales y auxiliares por UTS, por lo que exigimos un aumento de dicho personal antes de que acabe este mandato”, señaló la concejala.

Respecto a “la ausencia de programas y proyectos de promoción personal e inclusión social y laboral” que Álvarez reconoció en su respuesta, Frías expresó su preocupación por cuanto este es uno de los puntos débiles de la acción municipal, ya que estas acciones son un puente para facilitar la salida del círculo de la exclusión, por lo que es uno de los aspectos en los que más ha insistido Sí se puede en este mandato. “Creemos que es una de las asignaturas en las que el IMAS claramente ha suspendido”, afirmó la concejala.

Infraestructuras
Por último, y en relación con la inadecuación de las infraestructuras que la propia Álvarez reconoció, Frías indicó que, aun habiéndose detectado mejoras, no se entiende que haya locales públicos vacíos o infrautilizados y que las condiciones de algunas UTS sean cercanas al hacinamiento, lo que repercute en una falta de respeto a la dignidad de las personas usuarias de los servicios sociales municipales.

Un claro ejemplo de esta mala gestión es el caso de los locales de la avenida de Los Majuelos, en El Sobradillo, que el Ayuntamiento tenía alquilados desde el año 2009 para trasladar allí la UTS de Barranco Grande, ubicada entonces en un local que no ofrecía las mínimas condiciones. El IMAS se gastó unos 200.000 euros en estos recintos sin darles ningún uso hasta septiembre de 2013, cuando tras las denuncias de Sí se puede instaló en ellos la citada unidad.