jueves, 12 de febrero de 2015

Sí se puede ve en la suspensión de la ITE un triunfo del movimiento vecinal y de la propia organización



Arcila y Frías dicen que Martín “ha reculado por la presión social”
Pedro Fernández Arcila y Asunción Frías, concejales de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, consideraron hoy un triunfo del movimiento vecinal independiente de la ciudad y de la propia organización política la suspensión de la ordenanza reguladora de la Inspección Técnica de Edificios (ITE), anunciada esta mañana por el delegado de Urbanismo, José Ángel Martín.

Ambos ediles señalaron hoy que “Martín ha reculado por la presión que Sí se puede viene ejerciendo desde que se dio a conocer la ordenanza, que desde el principio calificamos de chapuza legal y contraria a los intereses de la ciudadanía, pero sobre todo estamos ante una victoria del movimiento vecinal independiente, que inmediatamente se puso manos a la obra para constituir la Plataforma de Afectados por la ITE, que aglutina a asociaciones vecinales y colectivos sociales de todo el municipio, desde el Suroeste hasta Anaga, pasando por los barrios del centro”.

Este triunfo de la ciudadanía “debe ser un acicate para que Santa Cruz recupere el pulso del movimiento asociativo y vecinal en defensa de los intereses generales”, afirmaron los ediles. “Martín ha dicho literalmente que tras escuchar a los vecinos ha decidido suspender la ordenanza, y esto es una demostración de que la democracia participativa que defiende Sí se puede y la confluencia de esfuerzos para poner freno a las injusticias es posible en nuestro municipio”.

Empezar de cero
Con la suspensión de la ordenanza se abre un periodo en el que el Gobierno local debe empezar de cero, como ya pidió Sí se puede en diciembre, detenerse a escuchar las demandas vecinales y ser sensible ante la situación de grave crisis que se vive en el municipio, lo que hace inviable para cientos de familias asumir los costes de rehabilitación que supondrían muchas de las inspecciones de edificios. Además, el Ayuntamiento tiene que hacer un esfuerzo económico notable y elaborar un catálogo de ayudas oficiales, incluidas las del Estado. En este sentido, cabe recordar que el Pleno ya se comprometió en su día a hacerlo, a propuesta de la organización ecosocialista, pero aún no lo ha elaborado.

Por último, Sí se puede ha pedido más rigor en los aspectos jurídicos de la nueva ordenanza, pues la que ahora ha sido suspendida está basada en un real decreto legislativo (RDL) derogado. La ordenanza fue aprobada en el Pleno de junio de 2014 y publicada en el BOP de 13 de agosto, y en ella se señala que desarrolla del artículo 21 del RDL 8/2011 de 1 de julio, pero ocurre que la ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbana (que entró en vigor el 28 de junio de 2013) establece en su disposición derogatoria única, punto sexto, la derogación del artículo 21 del mencionado RDL.