sábado, 7 de febrero de 2015

El Tagoror del Suroeste aprueba la propuesta de Sí se puede para el fomento de la energía sostenible



La iniciativa de Roberto Abdullah será elevada al Ayuntamiento y a la fundación Santa Cruz Sostenible
El Tagoror del distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife aprobó en su sesión del pasado 28 de enero una propuesta del vocal de Sí se puede, Roberto Abdullah, para fomentar la energía sostenible en el distrito al amparo del Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES), de la Unión Europea, y del denominado Pacto de los Alcaldes. El acuerdo será elevado al Consistorio, para que sea estudiado por las diferentes concejalías implicadas, y a la fundación Santa Cruz Sostenible.

La propuesta de Abdullah, que también será enviada a colectivos sociales para su debate, incluye acciones como impulsar el asesoramiento a la ciudadanía de forma que pueda consultar sobre sus tarifas de luz, energías renovables en el hogar, etc.; asesorar a las pymes sobre la optimización de la potencia contratada y diferentes recursos para ahorro energético; la utilización de las cubiertas de edificios municipales para posibles plantas solares; y el asesoramiento a pymes y ciudadanía para utilizar sus cubiertas en el mismo sentido.

Su propuesta también pasa por organizar reuniones con diferentes concejalías del Ayuntamiento y colectivos sociales para la elaboración de un plan específico del Suroeste, dada su idiosincrasia, y de un plan de ahorro municipal. En este sentido, Abdullah recuerda que a día de hoy muchos edificios municipales –como colegios y campos de fútbol– siguen dejando las luces encendidas durante toda la noche, e incluso vías sin uso tienen más alumbrado que calles en las que sí hay casas.

Por último, el portavoz de Sí se puede propone un transporte público eficaz que haga disminuir el uso del vehículo privado y el aprovechamiento de los recursos naturales, tales como zonas de viento durante más de ocho meses, multitud de zonas libres para el aprovechamiento solar y áreas de costa con elementos para impulsar plantas de energía mareomotriz (como la playa de Añaza). También propone, en este sentido, la utilización de las tuberías de agua potable para colocar microturbinas, tal y como se hace en comunidades autónomas como Asturias y Navarra, para grupos de pequeñas casas en zonas como El Tablero y Llano del Moro, entre otras.