miércoles, 25 de febrero de 2015

Arcila vuelve a reclamar la auditoría a Cetensa veinte meses después de que el Pleno aprobara encargarla



El edil advierte que Sí se puede seguirá luchando por conocer las consecuencias y los beneficiarios de este pelotazo
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en el Pleno ordinario de este viernes cuáles son las causas por las que el grupo de gobierno sigue sin encargar la auditoría sobre el servicio de cementerios, aprobada en el Pleno de junio de 2013, y advirtió que su organización seguirá adelante en la investigación del “pelotazo de libro”  de Cetensa –descubierto por Sí se puede hace dos años– hasta conocer cuáles han sido sus consecuencias económicas para el Ayuntamiento y quiénes han salido beneficiados ilícitamente.

Arcila afirmó que las excusas que viene dando el Gobierno local, como la relativa a que no disponía de los 30.000 euros necesarios para encargar este informe, ya no convencen y que este retraso viene a confirmar la sospecha que desde el principio ha tenido Sí se puede: que el alcalde, José Manuel Bermúdez, intenta ocultar la corrupción de la etapa del anterior presidente de la Corporación, Miguel Zerolo, para que no salpique a los actuales mandatarios.

La organización ecosocialista destapó este presunto caso de corrupción a principios de 2014, al tener conocimiento de un demoledor informe técnico que en 2005 reveló graves irregularidades en la concesión del servicio de cementerios. Estas están causando pérdidas millonarias al consistorio, que actúa, según Arcila, “como el gerente de una empresa privada que deja que la sociedad de la que es responsable pierda una cantidad ingente de dinero”.