martes, 24 de febrero de 2015

Arcila pide a Bermúdez más rigor con el mamotreto y lamenta que ahora el PSOE descarte derribarlo



El edil dice que el edificio “era ilegal cuando se construyó y sigue siéndolo”
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, pidió hoy a los partidos gobernantes en el Consistorio, Coalición Canaria y PSOE, que encarguen un informe en el que se determine de una vez por todas cuál es el deslinde marítimo-terrestre en la zona del edificio de aparcamientos conocido como mamotreto, aprovechando que en estos momentos se está dilucidando cuál es el límite correcto.

Arcila señaló que “es fundamental zanjar esta cuestión y acabar con el espectáculo patético que se está ofreciendo a la ciudadanía, y para saber cuál es el verdadero deslinde habrá que hacer un informe técnico riguroso en el que se aporten datos como hasta dónde alcanzaban las olas en los máximos temporales conocidos o la existencia de playa o zona de depósitos de materiales sueltos como arenas, gravas o guijarros”. En caso de que el Ayuntamiento rehúse emprender esta acción, Sí se puede convocará a las organizaciones sociales para proponerles la redacción de este informe por parte de técnicos independientes.

Sobre la posible legalización del mamotreto, el edil de Si se puede lamentó hoy que el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, José Ángel Martín (PSOE), haya afirmado que con la nueva información facilitada en estos días por la Demarcación de Costas sobre un posible error en la delimitación del dominio público marítimo-terrestre el mamotreto queda fuera de la zona de servidumbre y se salva del derribo. “Nosotros ya habíamos advertido que el PSOE estaba cambiando su postura, pero ahora muestra claramente sus cartas para decirnos que en este asunto está en la misma línea que Coalición Canaria, que es la de la ilegalidad y la corrupción”, afirmó Arcila.

El portavoz de Sí se puede señaló que “el mamotreto era ilegal cuando se construyó porque el proyecto final invadía el dominio público marítimo-terrestre, considerando tanto donde antes se encontraba el mojón como donde se dice ahora que debiera estar, y, dado que esto es así, alguien informó favorablemente una obra que no debía ser autorizada”. Además, aclaró “algo que los concejales de Coalición Canaria eluden de manera consciente o inconsciente: la acción que condena la justicia no tiene que ver solo con lo que está construido, sino también con lo que se autorizó”. El citado fallo dice además que con esta acción, los condenados vulneraron aspectos legales en materia de ocupación, de usos del suelo, de altura y de edificabilidad, entre otros.

Asimismo, en la actualidad el mamotreto sigue siendo ilegal por cuanto el Plan General de Ordenación (PGO), aprobado por los mismos partidos que ahora defienden al unísono la conservación del edificio de aparcamientos, no contempla para la zona de San Andrés y Las Teresitas ninguna edificación con esa tipología y esos usos.