sábado, 24 de enero de 2015

Arcila aclara que Puertos autorizó la Cofradía de San Andrés, que además cuenta con licencias de apertura



El edil tacha las declaraciones de Martín de desafortunadas y asegura que responden a su desconocimiento de la realidad del pueblo pesquero
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, señaló hoy, sábado, que con la Cofradía de Pescadores de San Andrés no se puede hablar de situación de ilegalidad, pues el establecimiento contó en su día –cuando esa zona formaba parte del dominio público portuario– con la pertinente autorización de la Autoridad Portuaria de Tenerife. Además, tiene licencias de apertura para restaurante y para distribución de productos de pesca y la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias ha subvencionado obras de mejora del edificio y de las zonas de varada.

Con estas palabras respondió hoy Arcila a las declaraciones del concejal de Urbanismo, José Ángel Martín, quien afirmó que la Cofradía de Pescadores de San Andrés debe desaparecer de su actual ubicación por encontrarse en la zona de dominio público marítimo-terrestre. Al respecto, el edil ecosocialista tachó de desafortunadas las afirmaciones de Martín, al que criticó su desconocimiento de la realidad urbanística en lo que a la actividad de este establecimiento se refiere.

Así, el portavoz de Sí se puede señaló que las cofradías de pescadores son corporaciones de derecho público y por razón de su actividad deben estar situadas al lado del mar. De hecho, la gran mayoría las cofradías de Canarias –por ejemplo, las de La Restinga y Gran Tarajal– se encuentran en dominio público por esta razón y nunca se ha puesto en duda la legitimidad de tales emplazamientos.

“Comparar el edifico de la Cofradía con el mamotreto, como ha hecho el concejal de Urbanismo, es otra desconsideración más hacia el sector pesquero local”, señaló Arcila, que recordó, además, que el proyecto de Perrault para la urbanización de Las Teresitas proponía la desaparición de este establecimiento, lo que demuestra el nulo interés que mostró en su día el Ayuntamiento por defender a este gremio al elegir la propuesta del arquitecto francés, ahora afortunadamente desechada.

Principal actividad económica
Arcila afirmó que con su postura en relación con la Cofradía de Pescadores, Martín ha demostrado un gran desconocimiento sobre una de las principales actividades económicas de San Andrés, como es la hostelería y la restauración, de la que viven más de cien familias entre empleos directos e indirectos.

El desprecio del Ayuntamiento hacia el sector pesquero ya quedó de manifiesto cuando no se presentó en el año 2013 a la convocatoria de subvenciones del Gobierno de Canarias para las zonas de pesca a través de la Asociación Grupo de Acción Costera zona 4 isla de Tenerife, a la cual pertenece la Sociedad de Desarrollo de la Corporación. Y todo ello pese a que Sí se puede le había advertido sobre esta convocatoria, de gran interés para una localidad como San Andrés y para todo el litoral de Anaga.