jueves, 11 de diciembre de 2014

Sí se puede tacha de chapuza la ordenanza de la ITE, que se basa en una norma derogada en 2013



* Arcila pide comenzar el proceso desde cero e informar a la ciudadanía
* La ley estatal da hasta cinco años a partir de los 50 de antigüedad
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, dijo hoy que la ordenanza reguladora de la Inspección Técnica de Edificios (ITE) constituye una auténtica chapuza legal, pues está basada en un real decreto legislativo (RDL) que estaba derogado en el momento en que esta normativa municipal fue aprobada. Por ello, propuso hoy empezar desde cero, sacar una ordenanza que se ajuste a la ley, abrir un proceso de información vecinal y aprobar ayudas concretas para los propietarios con pocos recursos.

La ordenanza fue aprobada en el Pleno de junio de 2014 y publicada en el BOP de 13 de agosto, y en ella se señala que desarrolla del artículo 21 del RDL 8/2011 de 1 de julio, pero ocurre que la ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbana (que entró en vigor el 28 de junio de 2013) establece en su disposición derogatoria única, punto sexto, la derogación del artículo 21 del mencionado RDL. Es decir, la nueva ordenanza de la ITE se basa en un artículo que llevaba un año derogado.

La ley 8/2013 regula el IEE (Informe de Evaluación de Edificios, antes denominado ITE) y establece cambios importantes en relación con el artículo 21 del RDL 8/2001. En primer lugar, solo es exigible a los edificios con tipología residencial colectiva. Por tanto, excluye la aplicación genérica a las viviendas unifamiliares, que solo deberían realizar estos IEE de manera motivada y en determinadas zonas por razones que justifiquen la necesidad de estos trámites.

Con esta nueva regulación quedaría fuera un gran número de casas unifamiliares, como las terreras o las de autoconstrucción, que sí recibieron recientemente una comunicación del Ayuntamiento en la que se les exigía pasar la ITE, en unos términos que Sí se puede considera amenazantes para los propietarios de las viviendas. Además, esta regulación da un plazo cinco años para realizar los IEE, contados a partir de que estos inmuebles cumplan cincuenta años de antigüedad, y no los seis meses que otorga la ordenanza municipal.

Ayudas sin concretar
Por otro lado, Arcila denunció que el concejal de Urbanismo, José Ángel Martín, se remite a unas ayudas que no se han concretado y que no figuran en los presupuestos municipales, algo “que suena más bien a excusas ante la avalancha de críticas que ha recibido el equipo de gobierno por las cartas amenazantes”.

Arcila recordó que en ocasiones las obras pueden significar decenas de miles de euros, cantidades inasumibles para muchos ciudadanos y ciudadanas, pues la inspección de edificios afecta especialmente a zonas humildes de la ciudad como Somosierra, García Escámez, La salud, Tíncer, Juan XIII, Llano Alegre, Las Delicias, El Sobradillo y Taganana, entre otros.