martes, 16 de diciembre de 2014

Abdullah considera un logro de Sí se puede la inclusión del asfaltado de calles del Suroeste en un plan insular



CC y PSOE rechazaron en el Pleno una propuesta de la organización, pero ahora acuerdan con el Cabildo una inversión de 470.000 euros
Roberto Abdullah.
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, consideró hoy un logro de su organización el que el Cabildo Insular de Tenerife y la Corporación chicharrera hayan incluido el asfaltado de las calles de tierra de este distrito en su Plan de Cooperación Municipal 2014-2017. El documento contempla una inversión de 470.000 euros para la mejora de las citadas vías.

Sí se puede presentó al Pleno del pasado mes de marzo una moción en la que se pedía el asfaltado de todas las vías de tierra y cemento del municipio, con especial mención a las de Suroeste, pero la mayoría de CC-PSOE rechazó la idea, que fue apoyada por toda la oposición. “Con nuestra constancia hemos conseguido doblegar la oposición de CC-PSOE a esta propuesta, que es de puro sentido común en pleno siglo XXI, pues en el distrito nos encontramos con que servicios como el de taxi o ambulancia se niegan a acceder a la mayoría de estas calles”, señaló Abdullah.

Con esta decisión, CC y PSOE dan marcha atrás sobre la posición que sostuvo en el citado Pleno el concejal de Obras y Servicios, Dámaso Arteaga, en la que hizo patente su total falta de sensibilidad hacia los vecinos y vecinas de zonas como la del distrito Suroeste. Arteaga se mostró entonces intransigente ante la posibilidad de plantear al menos una solución parcial para el problema de las calles sin asfaltar.

Esta situación resulta insostenible en pleno siglo XXI, mientras las administraciones se gastan el dinero en poner mármol pulido en algunos tramos de la vía litoral. Por ello, ahora Sí se puede también pide que la actuación acordada entre Ayuntamiento y Cabildo, prevista para el segundo bienio, se adelante al primero.

Abdullah recordó hoy que en estas calles que nunca han sido asfaltadas hay viviendas, en general de autoconstrucción, donde viven personas que pagan sus tributos y tienen, en teoría, los mismos derechos que el resto de la ciudadanía chicharrera, a pesar de que, como se demostró en el Pleno de marzo, “para este Ayuntamiento sigue habiendo ciudadanos y ciudadanas de primera y de tercera”.

Han sido las propias personas afectadas y diversas asociaciones vecinales las que desde hace décadas llevan demandando la pavimentación de esas calles, definidas como tales en el planeamiento urbanístico. Concretamente, la asociación de vecinos Siete Islas, de El Sobradillo, solicitó por escrito al Tagoror del Suroeste el asfaltado de varias calles el 18 enero de 2005. Más de nueve años después, la mayoría de ellas están todavía sin pavimentar.

Algunas de las calles del Suroeste que siguen sin ser asfaltadas, según han manifestado los vecinos a Sí se puede, son La Gota, Alondra, Escobón, Tordo, Alcaudón, El Morro y Rabiche en El Sobradillo; Haya, Abedul, Níspero y Ciento Veinticinco en Llano del Moro; y Martagón, Chirimoya, Malva, parte alta de la calle Capuchina, Anémona y La Araña en El Tablero.