sábado, 29 de noviembre de 2014

Arcila dice que la carretera Somosierra-Taco pasa al Ayuntamiento en unas condiciones deplorables



* El firme está en muy mal estado y hay graves problemas de accesibilidad y de seguridad para los peatones
* Sí se puede pide desde 2012 asumir esta vía, pero no en las presentes condiciones, con las que “el Cabildo ha hecho un buen negocio”
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, dijo hoy que con el paso a manos del municipio de la carretera Somosierra-Taco (TF 192) se cumpliría una vieja demanda de la ciudadanía de la zona si no fuera porque el traspaso previsto por el Cabildo de Tenerife supone recibir una vía en unas condiciones deplorables, tanto por el estado del firme como por los graves problemas de accesibilidad y de seguridad para los peatones.

Sí se puede viene pidiendo el cambio de titularidad desde el año 2012, atendiendo a las demandas de diferentes colectivos vecinales, que se enfrentaban a las complicaciones que suponían las limitaciones que derivan de la consideración de la vía como carretera, entre ellas las servidumbres y la tramitación de solicitudes para acometer cualquier actuación en los domicilios.

Sin embargo, el Ayuntamiento tiene previsto recibir de manera inminente la carretera en unas condiciones lamentables y que nada tienen que ver con la naturaleza de una vía urbana. “El alcalde, José Manuel Bermúdez, ha aceptado del Cabildo una cantidad ridícula que no contempla todas estas actuaciones –afirma Arcila–. La vía cambia de titularidad, pero la población no va a notar los grandes cambios que demanda”.

“El Cabildo de Tenerife –añade el concejal– ha hecho un buen negocio, pues entregará una carretera en muy mal estado que demanda elevados costes de mantenimiento aportando solo 383.000 euros, cantidad notablemente insuficiente para hacer frente a todas las necesidades para transformarla en una vía de calidad; y todo esto es una prueba más de la debilidad con la que Bermúdez se relaciona institucionalmente con el Cabildo”.

Sí se puede lleva desde finales del año 2012 haciéndose eco de las peticiones de los vecinos y las vecinas que viven en los márgenes de esta carretera. En el Pleno de diciembre de ese año, Arcila ya preguntó por qué el Ayuntamiento no aceptaba la propuesta del Cabildo de asumir la titularidad de la vía. Meses después, la organización mantuvo encuentros con colectivos de la zona para recabar sus opiniones acerca de las actuaciones necesarias para convertir este tramo de carretera en una vía urbana de calidad.