martes, 7 de octubre de 2014

Frías pide al Ayuntamiento todos los movimientos bancarios relacionados con la gestión de cementerios



Sí se puede quiere conocer la deuda real de Cetensa y denuncia que el grupo de gobierno siga sin encargar la auditoría aprobada en 2013
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha pedido hoy por escrito al alcalde, José Manuel Bermúdez, todos los movimientos de las cuentas del Consistorio, tanto ingresos como gastos, relacionados con la gestión de los cementerios municipales, desglosados por anualidades y conceptos (canon, tasas u otros) desde que la empresa Cetensa se hizo cargo de este servicio.

Esta solicitud forma parte de la intensa campaña que Sí se puede viene llevando a cabo desde que tuvo conocimiento, en enero del año pasado, de las graves irregularidades que rodean al servicio de cementerios desde que Cetensa se hizo cargo de este, en 1995, en lo que el también concejal de Sí se puede Pedro Fernández Arcila ha calificado de “pelotazo de libro”.

Frías señaló hoy que su organización quiere arrojar luz sobre este asunto ante la evidencia de que, desde que Cetensa se hizo cargo de esta gestión, ha existido muy poca transparencia, por lo que Sí se puede tiene sospechas de que puede haber deudas antiguas de la empresa con el Ayuntamiento. Si bien algunas de ellas –las que tienen más de 15 años– ya han prescrito, otras siguen vigentes.

Un ejemplo de la poca claridad en este asunto es que, según manifestó el concejal de Hacienda, Alberto Bernabé, en el Pleno del pasado viernes, las cuentas municipales de 2013 no reflejan la realidad de los ingresos realizados por Cetensa respecto al canon por la concesión de la gestión municipal de los cementerios del año 2012 y anteriores, ya que existen pagos de 2013 que aún no se han aplicado.

Además, Bernabé reconoció en la citada sesión plenaria que Cetensa no ha abonado todavía ni un euro de los 92.777,79 que le debe al Ayuntamiento por el canon de 2013. La exigencia de este pago fue uno de los acuerdos plenarios adoptados unánimemente en junio de 2013 a propuesta de Sí se puede, que también logró entonces el apoyo del Pleno para elaborar una auditoría sobre Cetensa. Quince meses después, el Ayuntamiento sigue sin encargarla con la excusa de que no tiene dinero, aunque Frías y Arcila temen que se trate de un nuevo intento de tapar otro más de los escándalos de la era Zerolo.

Frías también reclamó hoy que se aclare por qué se siguen presupuestando 720.000 euros en concepto de tasa por la prestación de los servicios de cementerio y funerarios, pues no tiene sentido que el Ayuntamiento le cobre esa tasa a la población y mucho menos que sea Cetensa quien la recaude, una acción que sería ilegal. Sí se puede considera que hay un error básico al confundir lo que podría ser una tarifa por servicios funerarios con una tasa municipal.