miércoles, 22 de octubre de 2014

Arcila pregunta por qué el Ayuntamiento destina dinero público a mejorar la urbanización privada de Las Mimosas



El edil advierte que la actuación es ilegal y ve un posible trato de favor
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en el Pleno ordinario de este mes cómo puede explicar el grupo de gobierno la decisión de invertir dinero público para la mejora de las vías de la urbanización privada Las Mimosas.

El concejal advirtió hoy de la posible ilegalidad de esta actuación, dado el carácter privado de esta zona, a pesar de que en el decreto por el que el edil de Obras, Dámaso Arteaga, autorizó las obras, trató por todos los medios de considerar las calles de la urbanización como bienes de dominio público.

Arcila coincidió hoy con su compañero, el vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste, Roberto Abdullah, al afirmar que sorprende la manera con la que el grupo de gobierno ha empleado en el citado decreto, firmado el pasado 24 de junio por Dámaso Arteaga, todos los recursos retóricos, lingüísticos y técnicos a su alcance para dejar de considerar a Las Mimosas como urbanización privada, en lo que podría parecer un trato de favor del Ayuntamiento hacia aquellas personas que parecen tener más poder económico y mayor ascendencia sobre determinados miembros del grupo de gobierno.

La opinión de Abdullah tiene su origen en que en el Pleno del pasado mes de marzo el Ayuntamiento rechazó una moción de Sí se puede en la que se pedía asfaltar todas las calles del municipio, con especial mención a las del Suroeste. El argumento que dio entonces el delegado de Obras en relación a las calles sin asfaltar del Suroeste fue que no se trataba de bienes de dominio público, una afirmación que no es cierta, según Sí se puede.

En este sentido, Arcila señaló hoy que si una condición para que una calle sea bien de dominio público es tener nombre y números de gobierno en las viviendas, como se indica en el decreto de junio para considerar como tales las calles de Las Mimosas, esta circunstancia también se da en aquellas vías del Suroeste. Además, también hay zonas de Las Mimosas integradas en unidades de actuación, como en el Suroeste, pese a que este fue otro de los argumentos empleados por Arteaga para oponerse en marzo a la moción de Sí se puede.