miércoles, 8 de octubre de 2014

Arcila exige a Bermúdez que paralice de inmediato la tasa de cementerios, injustificada y que se cobra ilegalmente



* Cetensa, que es una empresa privada, no puede recaudar ese dinero
* Un informe municipal niega la necesidad de esta tasa de mantenimiento
* Arcila recuerda al alcalde que hace unos días prometió bajar la presión fiscal
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha exigido hoy al alcalde, José Manuel Bermúdez, que paralice de inmediato el cobro de la tasa por mantenimiento de nichos que ha empezado a aplicar Cetensa, dado que una empresa privada no está autorizada a recaudar tasas municipales y, además, este gravamen no está justificado desde el punto de vista del equilibrio patrimonial de la entidad. De otra parte, Arcila le recordó al alcalde que hace unos días les prometió a los chicharreros bajar la presión fiscal.
Respecto al cobro por parte de la empresa, Arcila recordó el caso de la recaudación voluntaria, un asunto en el que la jurisprudencia avala el argumento de Sí se puede, por lo que el Ayuntamiento, a instancias de la organización ecosocialista, tuvo que prescindir este mismo año de los servicios de la empresa que ejecutaba ese cobro. “Con Cetensa estamos ante una situación exactamente igual: la recaudación solo la puede realizar un funcionario con habilitación estatal”, afirmó Arcila.

Además, el concejal señaló que esta tasa, que ya está siendo objeto de múltiples quejas por parte de ciudadanos de Santa Cruz, es innecesaria, dado que su ausencia no provocaría un desequilibrio patrimonial para la empresa privada. Esta es la conclusión de un informe municipal, recuerda Arcila, por lo que el Ayuntamiento debe detener de inmediato las pretensiones de Cetensa. El informe dice literalmente que el adjudicatario tiene que mantener el equilibrio financiero sin establecer una tasa de mantenimiento.

Demasiadas irregularidades
Sí se puede insiste en que el cúmulo de irregularidades en torno a Cetensa es excesivo y que la única manera de aclarar todos los extremos –desde esta tasa hasta el impago del canon por el tanatorio, pasando por la opacidad en los abonos del canon por la concesión de la gestión municipal de los cementerios– es encargar de una vez la auditoría solicitada por la organización y aprobada por el Pleno en junio del año pasado.

En este sentido, Arcila ha pedido hoy mismo la comparecencia del concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, en la Comisión de Control de la próxima semana para que explique el incumplimiento del acuerdo por el que se encargaba dicha auditoría. Además, el edil ecosocialista también le pedirá explicaciones en relación con la tasa de mantenimiento de nichos y sobre las deudas de Cetensa con el Ayuntamiento.