sábado, 11 de octubre de 2014

Abdullah ve doble rasero en Arteaga al negar el asfaltado a calles del Suroeste y aprobar mejoras en Las Mimosas



El vocal de Sí se puede cree posible que se haya dado trato de favor a las personas con alto poder económico que residen en esta urbanización
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, denunció hoy duramente el doble rasero que ha empleado el concejal de Obras Públicas, Dámaso Arteaga, al rechazar hace unos meses el asfaltado de calles en el Suroeste y otras áreas humildes del municipio y firmar un decreto por el que autoriza obras de mejora en la exclusiva zona residencial de Las Mimosas. Y todo ello pese a que en ambos casos las circunstancias urbanísticas son similares, por lo que las razones que llevan a permitir obras en Las Mimosas son de idéntica aplicación en el Suroeste y otras zonas.

Abdullah recordó hoy los argumentos con los que Arteaga y el Gobierno al que pertenece rechazaron en marzo pasado una moción de Sí se puede en la que se pedía tener asfaltadas todas las calles del municipio antes de que concluyera este año. Entre esos argumentos, el edil de Obras manifestaba que algunas vías no eran de hecho bienes de dominio público o bien se encontraban dentro de unidades de actuación, lo que impedía al Ayuntamiento realizar cualquier obra de mejora.

Sin embargo, en el decreto firmado el pasado 24 de junio por Arteaga y del que se dio cuenta al Pleno el viernes pasado se señala que las calles de Las Mimosas deben ser consideradas “bienes de dominio público” por tener nombre y números de gobierno en las viviendas, una circunstancia que –recuerda Abdullah– también se da en aquellas vías del Suroeste que el concejal se negó a asfaltar meses atrás. Además, también algunas calles de esta exclusiva urbanización chicharrera se encuentran dentro de unidades de actuación, argumento que esgrimió entonces el edil para no dotar a las calles más humildes del municipio de un simple asfaltado.

El vocal de Sí se puede señaló hoy que “sorprende la manera con la que el grupo de gobierno ha empleado en el citado decreto todos los recursos retóricos, lingüísticos y técnicos a su alcance para dejar de considerar a Las Mimosas como urbanización privada, en lo que, si fuéramos mal pensados, podríamos considerar como trato de favor del Ayuntamiento hacia aquellas personas que parecen tener más poder económico y mayor ascendencia sobre determinados miembros del grupo de gobierno de este municipio”.

Sí se puede ha anunciado que trabajará a fondo para conocer la naturaleza y los motivos de acciones como esta, razón por la cual el concejal Pedro Fernández Arcila ha pedido hoy mismo por escrito al alcalde, José Manuel Bermúdez, acceder al expediente donde obre el citado decreto. Además, la organización investigará los detalles de un proyecto de obras de urbanización en Las Mimosas, ya redactado, que le costará al Ayuntamiento unos dos millones de euros.