jueves, 18 de septiembre de 2014

Sí se puede pide retirar el kiosco abandonado que hay en la rambla por ser un foco de insalubridad



El puesto está situado cerca de dos colegios y está lleno de residuos
Jesús Hernández, vocal de Sí se puede en el distrito Centro-Ifara de Santa Cruz de Tenerife, ha pedido hoy al Consistorio que tome las medidas necesarias para retirar el kiosco abandonado que se encuentra situado en la rambla de Santa Cruz, frente al Hotel Rambla, por los problemas de salubridad que presenta y por su propio estado de abandono, que causa un impacto visual negativo a los viandantes.

Algunos vecinos de la zona se han puesto en contacto con la organización ecosocialista para transmitirle su inquietud por la presencia de este puesto, que, pese a estar cerrado, es utilizado por toxicómanos para consumir estupefacientes, lo que supone un problema de salud pública, especialmente para los escolares de dos centros cercanos: La Pureza y el colegio Hispano Inglés.

Pese a que el Ayuntamiento colocó en su día una valla en uno de los laterales del kiosco, que presenta una abertura de tamaño considerable, esta medida no impide el acceso de las personas al interior, en el que se pueden encontrar objetos de todo tipo, desde residuos y restos de envases en mal estado hasta un electrodoméstico y parte del mobiliario que en su día era utilizado por los responsables del puesto para vender su mercancía.

Sobre las personas con problemas de adicciones que usan este pequeño recinto como habitáculo o bien para consumir estupefacientes, Hernández señaló que es necesario que los servicios sociales de la Corporación tomen las medidas oportunas para que estas puedan acceder a algún tipo de programa de rehabilitación, así como a posibles ayudas sociales o económicas.