martes, 2 de septiembre de 2014

Frías reclama a Bermúdez que ponga fecha al inicio de las obras en la zona de baño del muellito de Añaza



Recuerda que aún no se ha anunciado el proceso de licitación y lamenta que el proyecto llegue tarde e incumpliendo otra promesa al Pleno
Asunción Frías, concejala de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, lamentó que se siga retrasando la habilitación para el baño de la zona del muellito de Añaza  –ya no se podrá disfrutar de ella este verano– incumpliendo otra promesa al Pleno. La portavoz ecosocialista recordó que el grupo de gobierno rechazó en la sesión plenaria de febrero una idea de Sí se puede con el argumento de que ya estaba previsto que Añaza contara este verano con zona de baño.

Ante este retraso por parte del Gobierno local, Frías pidió al alcalde, José Manuel Bermúdez, “que le diga a la ciudadanía de Añaza qué día exacto comenzarán las obras, pues lo único que ha hecho es anunciar, aunque no por los cauces oficiales, que ya existe un proyecto y que este saldría a licitación próximamente”. Pese a ello, añadió Frías, el proceso de licitación no ha sido anunciado y los vecinos no tienen constancia real de que las obras vayan a comenzar.

Sí se puede presentó en el Pleno de febrero una moción, elaborada después de varias reuniones y asambleas con vecinos del barrio, en la que proponía una idea del arquitecto Joaquín Galera. El proyecto, de bajo coste, con un acondicionamiento sencillo y realizable a corto plazo, podría haber estado listo antes del verano si el Pleno lo hubiera aprobado, pero el concejal de Obras, Dámaso Arteaga, abanderó la negativa del grupo de gobierno con el argumento de que ya existía una obra presupuestada, con la que los vecinos contarían con una zona baño este verano.

“El anuncio del alcalde, hace escasos días, de que el comienzo de las obras era inminente, es una prueba más de que el grupo de gobierno necesita una presión constante por parte de la oposición, como ha ocurrido en este caso con Sí se puede, para cumplir sus promesas, aunque en este caso lleguen con un retraso tal que, de hecho, Añaza se ha quedado un año más sin su demandada zona de baño, una obra modesta que no requiere inversiones multimillonarias”, dijo Frías.

Los pasos dados por Sí se puede en defensa de esta petición de Añaza son consecuencia de la falta de un espacio de baño en esta parte del litoral, lo que lleva a los vecinos a tener que trasladarse a otros municipios. En una asamblea celebrada en febrero con miembros de Sí se puede y ciudadanos de Añaza, estos demandaron unas mejoras sencillas y rápidas en el muellito para poder bañarse allí este verano y pidieron que no se hagan grandes promesas, como el proyecto “Pasea”, presentado en 2004 con un presupuesto de 40 millones de euros y que nunca se llevó a cabo.