lunes, 1 de septiembre de 2014

Arcila se pregunta si Martín está indignado consigo mismo como lo está con quienes no conservan el patrimonio



El edil pide al delegado de Urbanismo que mida con el mismo rasero la importancia de conservar los inmuebles públicos y los privados
Calle El Clavel, en el Antiguo Santa Cruz.
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, se preguntó hoy si el delegado de Urbanismo, José Ángel Martín, está igual de indignado consigo mismo que con algunos propietarios de viviendas antiguas que no las conservan. Esta pregunta es consecuencia de una afirmación de Martín, que dijo la semana pasada sentirse “indignado” con aquellas personas con recursos que no conservan, como es su deber, el patrimonio privado.

El portavoz ecosocialista le recordó al responsable de Urbanismo que el Ayuntamiento es propietario de un importante catálogo de inmuebles antiguos, muchos de los cuales se encuentran en estado de abandono o incluso de ruina, por lo que le pidió que ponga freno a la campaña mediática que ha desarrollado durante este verano “para hacer como que está poniendo orden entre los ciudadanos en el asunto del patrimonio” y se ponga de inmediato a arreglar los problemas que tiene en esta materia el propio Consistorio.

“Tal vez el caso paradigmático sea la Casa Mascareño, una obra arquitectónica del siglo XX de un valor incalculable, que languidece a la espera de que el Ayuntamiento la restaure, pero la lista es larga y no es de recibo que la Corporación les exija a los ciudadanos –sean ricos o pobres– acometer obras de conservación cuando el propio Consistorio no lo hace; su obligación es medir con el mismo rasero”, afirmó Arcila.

Conjuntos históricos
El concejal de Sí se puede pidió a Martín que dé una respuesta clara a la ciudadanía sobre cuál es el procedimiento que se piensa seguir para la rehabilitación de los inmuebles municipales, sobre todo aquellos de los tres conjuntos históricos de la ciudad –El Toscal, Los Hoteles y el Antiguo Santa Cruz–, que se degradan paulatinamente sin que desde las arcas municipales salga ni un euro para evitarlo.

Por otra parte, y en relación con los inmuebles de titularidad privada, Arcila reiteró hoy que no es suficiente con ponerse en contacto con los propietarios, como dice Martín que se está haciendo, sino que es necesario que desde el Consistorio se establezca un plan específico que contemple un censo de inmuebles, una estrategia y un programa de ayudas y de financiación para particulares, como los que ya ha propuesto Sí se puede para propietarios de la zona de El Toscal y de otras partes del municipio.