martes, 16 de septiembre de 2014

Arcila dice que Bermúdez no hace nada para detener el fraude de Emmasa con los contadores de incendios



* Un informe municipal y varias sentencias judiciales condenan el cobro de una cuota por este concepto a las comunidades de propietarios
* El dinero recibido indebidamente por Sacyr suma más de cuatro millones
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, aseguró hoy que el alcalde, José Manuel Bermúdez, no está haciendo nada para poner fin al fraude de Emmasa consistente en cobrarles a las comunidades de propietarios una cuota de servicio por los contadores de incendios, pese a que el regidor tiene conocimiento de esta irregularidad desde el año 2011.

“La pasividad y la condescendencia del grupo de gobierno con la multinacional Sacyr-Vallehermoso, de la que ya han dado sobradas muestras Bermúdez y su equipo, se pone de manifiesto de manera descarada con este fraude, pues existe un informe municipal que dice claramente que este cobro es ilegal”, dijo el portavoz ecosocialista. “Además, se han dictado varias sentencias judiciales que ordenan a Emmasa devolver el dinero recibido por este concepto”.

El citado informe elaborado por el propio Ayuntamiento señala que “los usuarios ya pagan cuota de servicio en el contador de agua para consumo humano aportando lo necesario para la autofinanciación del servicio. Pagar nuevamente otra cuota de servicio por el contador de incendios no se ve justificado siendo la red pública única, máxime cuando el tramo de tubo y el contador de incendios teóricamente no se usan nunca, salvo incendios graves”.

Arcila recordó que el Ayuntamiento nunca había cobrado cuota de servicio por el contador de incendios hasta que se privatizó Emmasa y quedó en manos de Sacyr-Vallehermoso, “que en lo único que piensa es en exprimir al ciudadano”, afirmó el concejal. La cantidad anual por estos cobros ilegales asciende a un 1,1 millones de euros y el cobro se viene realizando desde hace más de cuatro años, con lo que “la cantidad de dinero robada a los vecinos asciende a más de cuatro millones y medio de euros”, denunció el edil. Si Emmasa sigue en manos de la multinacional y esta continúa cobrando la cuota hasta el final de la concesión, el fraude alcanzará los 25 millones de euros.

El informe de los técnicos municipales es bastante contundente y habla de que “la empresa Emmasa tendría unos ingresos extras que no estaban considerados en el concurso para la adjudicación y que modifican el equilibrio económico de la gestión a favor de Emmasa”. Sin embargo, Bermúdez sigue sin pedirle a Sacyr que devuelva lo cobrado indebidamente, pese a que ha sido advertido por Sí se puede y por el Colegio de Administradores de Fincas.

Esta práctica de la empresa de aguas se suma a su pretensión –también denunciada por Sí se puede– de exigir a las comunidades de propietarios el pago de la instalación de contadores de control y de sus correspondientes cuotas de servicio, pese a que el Pleno le negó expresamente la autorización que pedía para ello.