lunes, 11 de agosto de 2014

Cierran cuatro fuentes de agua potable en el Suroeste mientras se gastan 33.000 € en regar campos de fútbol



Abdullah, vocal de Sí se puede, advierte que las fuentes públicas eran el único acceso a este recurso por parte de muchas familias del distrito
Roberto Abdullah, vocal de Sí se puede en el distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife, denunció hoy que la empresa municipal de aguas, Emmasa, ha procedido a cerrar las cuatro fuentes públicas de agua potable que había en esta parte del municipio, que constituían la única posibilidad de acceso a este recurso fundamental por parte de muchas familias del distrito.

El vocal de Sí se puede exigió hoy a Emmasa y al grupo de gobierno que reanuden inmediatamente este servicio, imprescindible para personas sin recursos en un distrito como el del Suroeste, con altos índices de pobreza y de desempleo. A modo de ejemplo, Abdullah señaló que la fuente de El Tablero era utilizada no solo por personas de ese pueblo, sino de El Humilladero y de La Gallega.

La situación resulta aún más incomprensible si se tienen en cuenta los gastos que realiza Emmasa para el riego de los campos de fútbol del distrito, que superan los 33.000 euros anuales y que se hacen con agua potable, y no con depurada, según información facilitada recientemente por el Organismo Autónomo de Deportes al vocal de Sí se puede.

“La falta de sensibilidad del Ayuntamiento y de la empresa de aguas hacia la ciudadanía del Suroeste queda una vez más de manifiesto cuando sabemos que a Emmasa no le importa cortar el suministro en estas fuentes mientras le factura al Ayuntamiento una media anual de más de 33.000 euros por regar los ocho campos de fútbol del Suroeste”, dijo Abdullah. Estos campos son los de Añaza, Barranco Grande, El Draguillo, Llano del Moro, Santa María del Mar, El Sobradillo, El Tablero y Tíncer.

Moción de Sí se puede
Este corte de suministro en las fuentes públicas se produce después de que el grupo de gobierno rechazara en el Pleno de mayo una moción de Sí se puede, a partir de una idea de la Asociación por la Rehabilitación del Parque Cultural Viera y Clavijo y la Plataforma por la Dignidad, para exigirle a Emmasa reducir drásticamente las pérdidas de agua que se producen en el proceso de suministro, que en los últimos años ascienden a un 20% del total, y destinar parte del ahorro a crear una red de fuentes de agua potable en todos los distritos del municipio.