lunes, 4 de agosto de 2014

Arcila: “La auditoría a Emmasa pone en la picota los argumentos que durante años viene repitiendo Arteaga”



El concejal se ofrece a aportar a los auditores nuevos datos que no fueron entregados por Sacyr-Vallehermoso ni por el Ayuntamiento
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, ha señalado que el contenido de la auditoría sobre la empresa Emmasa, entregada por fin a los grupos municipales por parte del Gobierno local el pasado viernes, “pone en la picota los argumentos que durante tres años se ha dedicado a repetir Dámaso Arteaga”, concejal de Servicios de la Corporación.

Según este documento, Emmasa arrastra del orden de siete millones de euros en pérdidas, aunque Sí se puede cifra estas en más del doble conforme a documentos de la propia empresa. En todo caso, Arteaga siempre negó pérdidas en 2012, pero la auditoría confirma pérdidas millonarias en ese ejercicio. “Nos encontramos ante una grave situación económica y financiera de la empresa que puede llevarla a un concurso de acreedores”, según Arcila.

Además, Emmasa se encuentra en un caos organizativo: no se aprueban los presupuestos anuales ni planes de inversión y Sacyr-Vallehermoso no está cumpliendo con las inversiones comprometidas en el pliego, tal y como había advertido Sí se puede, y pudo haber manipulado datos para justificar estos incumplimientos. Asimismo, se han desviado nueve millones de euros al pago de indemnizaciones de ejecutivos de la empresa en detrimento de un plan de grandes reparaciones.

Arcila señala que Sí se puede dispone de datos que no han podido obtener los auditores por no haber sido entregados por Sacyr-Vallehermoso ni por el Ayuntamiento y que pueden ser de gran utilidad para el informe de los redactores de la auditoría, dado que algunas conclusiones podrían ser más contundentes. En el marco de la Comisión del Agua, el concejal se ofrece a reunirse con los auditores para entregarles estos datos.

Denuncia ante la Fiscalía
El edil ecosocialista indica además que la auditoría cuestiona seriamente las subcontrataciones con las empresas del grupo Sacyr-Vallehermoso, si bien no entra a analizar la corrección de las facturaciones realizadas con estas empresas. Este argumento –las subcontrataciones– es la piedra angular de la denuncia que Sí se puede presentó el pasado 24 de junio ante la Fiscalía.

Arcila y la concejala Asunción Frías denunciaron a Sacyr-Vallehermoso por un presunto delito societario cometido en relación con el perjuicio económico que le está causando a Emmasa la gestión de la multinacional. Los presuntos actos delictivos van desde la subcontratación de servicios esenciales, explícitamente prohibida en el pliego de condiciones del contrato, hasta el incumplimiento de inversiones millonarias a las que la empresa está obligada, además del citado pago de indemnizaciones de ejecutivos, lo que está ocasionando una descapitalización paulatina de Emmasa en beneficio de la multinacional.