martes, 26 de agosto de 2014

Arcila acusa a Bermúdez de querer implantar el nepotismo político en el Ayuntamiento



Sí se puede se muestra contraria a la propuesta del alcalde de promover el acceso a las jefaturas de servicios por méritos políticos
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, acusó hoy al alcalde, José Manuel Bermúdez, de “querer implantar el nepotismo político” con su pretensión de cubrir las jefaturas de servicios con un sistema que permitirá a los gobernantes colocar a personas ideológicamente afines. “Si nepotista es aquel que enchufa a sus familiares, lo del alcalde se puede calificar de nepotismo político, pues pretende rodearse de personas del entorno de Coalición Canaria saltándose la ley a la torera”, señaló el edil.

El equipo de gobierno ha lanzado una propuesta a los representantes sindicales de los funcionarios para cubrir las jefaturas de servicios por medio de concursos específicos, lo que supondrá dar un amplio margen a los políticos para designar a los funcionarios que ocupen estos puestos. De esta manera, podrán colocar en los niveles de mayor rango de la administración local a personas ideológicamente cercanas al equipo de gobierno y sin necesidad de entrar a valorar los méritos o capacidad de estos funcionarios.

Esta oferta de Bermúdez se avanzó en julio e iniciará su trámite municipal en septiembre, una vez que se pronuncien los sindicatos. Arcila recordó hoy que esto supone la respuesta a las sentencias que ha venido dictando el Tribunal Supremo, que ha declarado nulo el acuerdo adoptado durante la etapa de Zerolo para instituir la libre designación como sistema para proveer las jefaturas de servicios.

Los fallos del Supremo recuerdan que esa forma de ocupar puestos de trabajo es contraria a los principios constitucionales de mérito y capacidad. Ahora, tras este varapalo judicial, se sustituye la libre designación por los concursos específicos, que participan de la misma naturaleza y que “esconden la sempiterna tendencia de algunos políticos por prolongar sus partidos en las administraciones públicas”, dijo el portavoz de Sí se puede. “La era Zerolo recibió un serio revés judicial con las citadas sentencias, pero ahora, por lo que se ve, Bermúdez quiere continuar con esta línea y comparte la opinión de su antecesor”, añadió.

El concejal ecosocialista recordó que ya los directores generales de las distintas áreas municipales son designados por los políticos y si prospera la iniciativa del equipo de gobierno también los jefes de servicio dependerán de su designación, no por méritos, sino por vínculos y simpatías políticas. Arcila señaló que el nepotismo político es lo contrario a una administración moderna y por este motivo Sí se puede hará una campaña para frenar esta tentación del equipo de gobierno.