viernes, 11 de julio de 2014

Sí se puede, la fuerza de la oposición que lleva una propuesta alternativa completa al pleno sobre el estado de Santa Cruz



* La organización ecosocialista presenta un paquete de más de 100 iniciativas, algunas de las cuales ya se han aprobado y el gobierno municipal no se decide a ejecutar
* Pedro Fernández Arcila califica de “decepcionante” la actuación del gobierno municipal
Sí se puede presentó esta mañana en el pleno extraordinario para el debate sobre el estado del municipio en el Ayuntamiento Santa Cruz de Tenerife un paquete de cien propuestas. La visión integral del municipio, la calidad de las propuestas y los  principios inspiradores de estas iniciativas muestran a Sí se puede como la única de las organizaciones participantes en el pleno municipal con capacidad llevar adelante la reconstrucción de la capital tinerfeña para convertirla en “una ciudad más próspera, justa y sostenible”, según el subtítulo del documento que agrupa todas sus propuestas de resolución.

La gestión del gobierno municipal es “decepcionante”, según el calificativo que le dio Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en Santa Cruz de Tenerife, quien participó con la intervención más crítica escuchada esta mañana en el pleno de la corporación. Por su parte, Asunción Frías, concejala de la organización ecosocialista, presentó las iniciativas de Sí se puede, en un pleno concebido por el grupo de gobierno con una estructura extraordinariamente desigual en los turnos de palabra, con la pretensión de sofocar las expresiones discordantes.

Arcila destacó en sus intervenciones algunos de los ejes que inspiran la iniciativa ecosocialista: el rescate de los servicios públicos –más eficientes cuando se gestionan desde las empresas públicas que desde las multinacionales, afirmación que sostuvo tomando como ejemplo la gestión del servicio de aguas tras la privatización de Emmasa–; la transparencia –que ejemplificó con el rechazo del concejal Dámaso Arteaga para entregar los expedientes relativos a Emmasa y a la renovación de la concesión de la gestión de residuos sólidos a la empresa Urbaser, entre otras actuaciones– y la mala gestión, que Arcila ejemplificó con varios tipos de actuación: “tapar las corruptelas y políticas de familia que mantienen a gente en áreas en las que no aportan nada, como en el área de vivienda”.

Respecto a Emmasa, el concejal ecosocialista recordó que la “hacienda paralela” encargada del área de Servicios Públicos ha permitido que Sacyr Vallehermoso, la multinacional que gestiona el servicio de aguas, haya dejado de invertir 216 millones de euros en Santa Cruz de Tenerife.

En términos políticos, Arcila acusó a Coalición Canaria de ser “multinacionalista” por su entrega a estas empresas, y rechazó la política económica de CC, que no ayuda a salir de la crisis al conjunto ni a los sectores más afectados, llamando a la reflexión al PSOE por colaborar en el gobierno municipal con CC. Además, en referencia a las políticas que promueve el PP desde Madrid, el concejal destacó que el estado del municipio está marcado “por la crisis económica que azota al Sur de Europa y sobre todo, a los territorios al Sur del Sur de Europa”, y, por la promoción de “abundante normativa que cercena y elimina el poder político de los ayuntamientos como parte de una estrategia de desmantelamiento de lo público”.

Propuestas para una ciudad más próspera, justa y sostenible
Las propuestas de gobierno municipal presentadas por Asunción Frías se engloban en ocho capítulos: Planificación estratégica, economía, empleo, desarrollo local y calidad ambiental; Servicios sociales y sociosanitarios; Participación ciudadana, transparencia, educación, juventud e igualdad; Vivienda; Planificación territorial, urbanismo, patrimonio histórico, litoral, infraestructuras y movilidad sostenible; Servicios públicos; Hacienda, recursos humanos y servicios de soporte; Cultura, deportes y fiestas.

Algunas de estas iniciativas han sido aprobadas por el pleno de la corporación, pero el gobierno municipal no ha sido capaz de llevarlas adelante, tal como explicó Frías en su intervención. Las iniciativas se inspiran en los principios de rescate de lo público, participación ciudadana radical, defensa de los derechos sociales y de la igualdad de oportunidades, creación de un modelo económico propio para la ciudad con énfasis en el desarrollo sostenible y autocentrado en las potencialidades de nuestra Naturaleza privilegiada (emprendiendo una reconversión industrial que implante las energías renovables en la ciudad), desarrollo comunitario, defensa e impulso de los valores culturales propios, eficiencia y administración cercana, honesta y transparente. De esta manera, Santa Cruz será “una ciudad que se respete a sí misma”, concluyó la concejala ecosocialista.