lunes, 2 de junio de 2014

Sí se puede pide a las administraciones que aclaren en asamblea vecinal cuándo habrá dique en San Andrés



* Arcila lamenta que la lucha partidista pese más que la seguridad de los vecinos
* “En lugar de encadenarse, el alcalde debe hablar con el pueblo”, dice el edil
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, exigió hoy a las tres administraciones implicadas en el bloqueo del dique semisumergido de San Andrés –local, autonómica y estatal– que dejen de una vez a un lado sus luchas partidistas y se sienten con los vecinos del pueblo pesquero para explicarles cuáles son los plazos reales para la ejecución de esta obra, imprescindible para la seguridad de los vecinos.

Arcila recordó hoy que en septiembre de 2011 el Pleno acordó, a petición de Sí se puede, crear una comisión de seguimiento compuesta por representantes del Ayuntamiento –concejales de Obras y de Distrito, un edil de la oposición y dos técnicos del Área de Obras Públicas–, así como tres representantes vecinales, uno designado entre las empresas radicadas en San Andrés y un portavoz de la Cofradía de Pescadores, pero esta no se ha reunido desde mayo de 2012.

Ante la falta de compromiso del grupo de gobierno con respecto a esta comisión, el portavoz ecosocialista indicó hoy que ya es hora de que las tres administraciones implicadas en el bloqueo de esta obra, necesaria para garantizar la seguridad de las personas y los bienes, se dejen de pasar la pelota unas a otras y expliquen al pueblo, en una asamblea vecinal, cuál es el estado actual del proyecto.

El carácter de emergencia de la obra volvió a quedar de manifiesto ayer, cuando las olas causaron graves desperfectos en la avenida marítima de San Andrés. Frente a esta situación, “no cabe que el alcalde, José Manuel Bermúdez, anuncie que se va a encadenar ante la Subdelegación del Gobierno –afirmó Arcila–, pues tan responsable es el Gobierno estatal por no haber declarado aún la emergencia de la obra como el propio alcalde por no haber dado en su día los pasos necesarios para hacer posible la construcción del dique en el menor plazo posible, así que lo único que puede hacer para demostrar su compromiso es sentarse a hablar con el pueblo”.

La iniciativa de Sí se puede aprobada en 2011 por el Pleno formaba parte de una moción en la que la organización ecosocialista encomendaba al alcalde que trasladara a la Administración competente la “imperiosa necesidad” de la obra. Esta moción fue la primera de una serie de acciones del partido para reclamar la materialización de una demanda histórica del pueblo de San Andrés.