sábado, 21 de junio de 2014

Arcila pregunta si Añaza tendrá zona de baño este verano, como prometió Dámaso Arteaga en febrero



El grupo de gobierno rechazó en el Pleno de ese mes una moción de Sí se puede con el argumento de que la obra ya estaba presupuestada
Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, preguntará en el Pleno ordinario de la próxima semana qué pasos ha dado el grupo de gobierno para habilitar una parte del litoral de Añaza como zona de baño para el presente verano. La pregunta se formula cuatro meses después de que el Pleno rechazara una moción de Sí se puede en tal sentido con el argumento de que esta actuación ya estaba contemplada y presupuestada en las cuentas de 2014.

El concejal de Obras, Dámaso Arteaga, rechazó en el Pleno de febrero una propuesta de Arcila y la concejala Asunción Frías para acondicionar el muellito de Añaza como zona de baño para este verano. Según Arteaga, la razón para no aceptarla era que el Ayuntamiento ya contaba con una partida presupuestaria específica para esta actuación –de la que Sí se puede no tiene constancia–, pero, pasados cuatro meses, la obra ni siquiera ha comenzado y el verano sí.

La idea de Sí se puede, desarrollada por el arquitecto Joaquín Galera a partir de las demandas de los vecinos, tiene un bajo coste, propone un acondicionamiento sencillo y es realizable a corto plazo. Esta propuesta contempla arreglar la rampa de acceso al muellito, realizar una plataforma de piedra natural, poner dos barandillas, una a cada lado de la rampa, y hacer unas escaleras de acceso al mar de madera o metal, además de otras en la escollera para pescar.

El proyecto se completaría con una pequeña zona verde con especies autóctonas, un solárium y un área de juego infantil. Sí se puede calculó en febrero que esta actuación se podría realizar con un presupuesto de 50.000 euros, lo que facilitaría su contratación y su rápida ejecución, antes del verano que hoy mismo comienza.

Esta iniciativa es consecuencia de la falta de un espacio de baño en esta parte del litoral, lo que lleva a los vecinos a tener que trasladarse a otros municipios. En una asamblea celebrada en febrero con miembros de Sí se puede y ciudadanos de Añaza, estos demandaron unas mejoras sencillas y rápidas en el muellito para poder bañarse allí este verano y pidieron que no se hagan grandes promesas, como el proyecto “Pasea”, presentado en 2004 con un presupuesto de 40 millones de euros y que nunca se llevó a cabo.